La tiroides, una glándula esencial cuyo mal funcionamiento puede traer consecuencias

La tiroides es una glándula esencial en el cuerpo humano, y tener una excesiva o deficiente función, no es menor, y puede traer varios trastornos de salud y en el día a día.

Entre las señales de alerta -que dependerán de si hay una disfunción o un excesivo trabajo- se cuentan fatiga excesiva, desánimo general o el ganar peso, entre otros.

Pero suele suceder que estos síntomas se confundan con otras cuestiones, y las personas no los relacionan con la tiroides, por lo que no se hacen ver y pasan tiempo sin diagnosticar y tratar, por lo que el cuadro se potencia.

La glándula tiroides tiene un papel clave en el metabolismo: regula la intensidad de muchas funciones del organismo, ya que segrega las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales intervienen prácticamente en la totalidad de las funciones orgánicas activándolas y manteniendo el ritmo vital.

Cuando esta glándula incrementa su actividad, se habla de hipertiroidismo que entre sus síntomas destaca una sensación de nerviosismo e inquietud, calor o un incremento del apetito con pérdida de peso. Por el contrario, hipotiroidismo se da cuando hay un funcionamiento menor: en este caso, se puede experimentar cansancio, tristeza, fatiga y las personas que lo sufren engordan sin motivo, entre otros.

Según estadísticas, el hipotiroidismo subclínico afecta en mayor proporción a las mujeres: lo padece cerca del 8 por ciento de las féminas de entre 40 y 50 años, y un 20 por ciento de las mayores de 60 años. “Subclínico” quiere decir que la disfunción de la glándula es incipiente y puede pasar incluso desapercibida.

En todo caso, si existe anomalía, siempre se podrá detectar fácilmente a través de un análisis de sangre. Además, si existe la disfunción, el tratamiento por lo general tampoco es complicado: se suele administrar un pequeño suplemento hormonal para mejorar los niveles de hormonas en sangre.

Como recomendación general y prevención, será necesario llevar adelante una dieta nutritiva y variada, que incluya yodo: esta sustancia es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

En el siguiente post puedes consultar cuales son las principales fuentes de yodo

, que ya hemos compartido en Vitadelia.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz