La pelota del método Pilates (parte II)

 

La pelota del método Pilates

es el elemento central de esta serie de notas. Esta vez, vamos a desarrollar las precauciones que se deben tener en cuenta antes de comenzar con el ejercicio.

Las pelotas para ejercitarse son de plástico e inflables. Es por ésto que deben ser almacenadas apropiadamente cuando no están en uso, para que no se desinflen, principalmente. Se debe evitar guardarlas en ambientes muy calurosos, donde el aire caliente cause que el material se deteriore y, en última instancia, la pelota se rompa. Por otro lado, los ambientes fríos harán que la pelota se contraiga y deforme.

Para realizar ejercicios con pelotas, también necesitas saber algunas precauciones importantes de seguridad. Si intentas incorporarlas dentro de tu régimen de entrenamiento, te aconsejamos leer estas indicaciones detalladamente.

Lo primero que necesitarás verificar es que estés utilizando una pelota de ejercitación del tamaño apropiado y que ésta se encuentre correctamente inflada. Las cajas en las que venden estas pelotas ofrecen recomendaciones del tamaño según la estatura o el peso d cada persona. Sin embargo, existe una regla general: la misma sostiene que, al momento de estar sentado sobre una de ellas, tus muslos superiores deben encontrarse paralelos al piso, demás está decir que tu posición debe imitar a un ángulo de 90 grados.

De esta manera, sabrás si esa pelota es la del tamaño correcto para ti  Luego, necesitarás asegurarte de inflarla bien, utilizando el inflador específico y siguiendo las indicaciones de presión de aire que se indican en la caja de la pelota.

El área de entrenamiento para un ejercicio con pelota demanda menos lugar que otros ejercicios. Por otro lado, necesitarás esforzarte para mantener el equilibrio, no debe ser un piso resbaladizo. Es por ésto que las colchonetas de entrenamiento deben evitarse, ya que pueden moverse y hacerte caer. Muchas veces, se utilizan planchas de plástico blando con relieves, para ganar más estabilidad.

 

En cuanto a la vestimenta que utilices, encontramos aquí que otro motivo de una posible caída puede ser tu transpiración. Ésta puede originar que te resbales y por ésto se recomienda que utilices zapatos de calidad, especialmente diseñados para entrenamiento, también debes hacerlo con la ropa, para cubrir tu tronco. Actualmente se venden zapatillas y medias que se utilizan sólo para hacer Pilates.

 

Vía:

Ejerciciosconpelotas.com

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz