La naturaleza de los antojos

antojoss
Una reciente investigación intentó ver qué es lo que sucede cuando nos asalta un antojo, determinar cuáles son las causas y cuáles los alimentos más antojadizos. En principio, hay que decir que los antojos son universales, y que tienen la particularidad de ser un deseo “irrefrenable” de algo dulce (la mayoría de las veces) o también de algo salado y crujiente.
Marcia Pelchat, psicóloga sensorial del Monell Chemical Senses Center, en Philadelphia, Estados Unidos, se ha especializado en estudiar los deseos incontenibles de comer algo en particular. En esta investigación pudo determinar que entre un “90 y 100 por ciento de las mujeres de 18 años y un 67 por ciento de los hombres de la misma edad reportaron pasar por antojos”.
“Las causas subyacentes de los antojos aún no fueron completamente descifradas”, explicó sin embargo Cheryl Gilhooly, investigadora nutrióloga de la Universidad de Tufts (Estados Unidos).
Sin embargo, y según creen los especialistas, la explicación se asemeja a una compleja red de biología y emociones. Ahora bien, un punto sí está claro: “las características de los alimentos que más se antojan están relacionadas con las calorías. Una combinación de grasas y carbohidratos es la característica que los define”.
Las ventajas evolutivas de sentir deseos de comer alimentos altos en calorías y energía son claras, pero en esta era de obesidad podrían ser contraproducentes. “Fisiológicamente, estamos predispuestos a querer comer grasa porque si nuestros ancestros comían mucha grasa, tenían mayores probabilidades de no morir de hambre”, explicó Brian Wansink, experto en psicología de la comida y comportamientos del consumidor. En la actualidad, “psicológicamente la gente siente antojos de ciertos alimentos en respuesta a la falta de equilibrio, un catarro, o si las cosas no están bien en el trabajo. Es un esfuerzo por compensar algo que nos hace falta”.
Pelchat realizó estudios con imágenes del cerebro durante los antojos y así comprobó que los deseos de comer activan el núcleo caudado, una de las partes del cerebro involucradas en la formación de hábitos -la misma que se activa durante los deseos de consumir drogas-. Así, un consumidor de cocaína que superó psicológicamente el hábito quizá sienta deseos de consumir la droga en situaciones que él asocie con la droga.
Aunque el mundo parece estar dividido en dos campos -el de los antojos dulces y los salados- existe poca evidencia científica sobre el tema. Sin embargo, es cierto que las mujeres tienen una mayor tendencia hacia lo dulce en comparación con los hombres, a quienes generalmente se les antojan más los alimentos salados.
Wansink cree que la gente se siente atraída hacia la comida porque la identifica con su personalidad: “encontramos que existe una significativa relación entre la manera que la gente describe sus alimentos favoritos y el modo en que se describen a ellos mismos”.
También está la teoría de que se nos antoja lo que le hace falta a nuestro cuerpo, algo que algunos llaman “la sabiduría del cuerpo”, aunque aún es muy poca la evidencia que lo respalde. 
Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz