La mitad de la población europea sufre de sobrepeso u obesidad

Cerca de la mitad de la población de la Unión Europea sufriría de sobrepeso u obesidad, según recientes estudios realizados en 27 países del bloque, y como confirmaron recientemente la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y la Comisión de la UE.

El índice de obesidad se habría duplicado en los últimos 20 años en la mayoría de los países europeos, lo que ha tenido su impacto no sólo sobre la salud de los ciudadanos sino también sobre los sistemas sanitarios y la economía de estas naciones.

Aún peor, según las estadísticas, uno de cada siete niños de la UE padece de sobrepeso u obesidad, con una tendencia que sigue en crecimiento.

“Esto tiene considerables implicaciones en los costes del sistema de salud”, alertaron los dirigentes, quienes ejemplificaron con el caso de Inglaterra, donde un estudio concluyó que de seguir la tendencia, el gasto vinculado a estos trastornos con el peso corporal podría aumentar hasta en un 70 por ciento entre el 2007 y el 2015.

En promedio, el índice de obesidad en la edad adulta en el bloque es del 15 por ciento, aunque los porcentajes varían según el país, así si en el Reino Unido e Irlanda supera el 20 por ciento, en Rumania e Italia es menor al 10 por ciento.

Con respecto a la obesidad infantil, el problema también radica en que el sobrepeso y la obesidad puede comprometer la salud de los más pequeños de cara a la vida adulta, “con un gran riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunas formas de cáncer, artritias, asma”, entre otros.

Así se recordó en el estudio “Health at a Glance: Europa 2010” (Un vistazo a la salud: Europa 2010).

En este informe se analizó el gasto en salud y se encontró que aumentó en todos los estados miembros de la UE durante los últimos diez años.

Así, si en el 2008 las naciones de la UE gastaban una media del 8,3 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en salud, una década antes, en 1998, este porcentaje era del 7,3 por ciento.

Recordemos que para hablar de sobrepeso, la persona tiene que tener un IMC

de entre 25 y 30, mientras que ya se trata de obesidad, cuando excede los 30 puntos.

No obstante, y más allá del aumento de la obesidad, las mejores condiciones de vida y los avances de la medicina han permitido que la esperanza de vida al momento de nacer en la UE se haya incrementado en seis años entre 1980 y 2007 (de los 72 a los 78 años).

“Las mejoras en las condiciones de vida y trabajo y algunos hábitos relacionados con la salud han contribuido en gran medida a esta longevidad, pero los avances en los cuidados médicos también merecen mucho crédito”, se señaló textualmente el informe.

El informe concluyó asimismo que varios factores, -incluidos porcentajes menores de fumadores y bebedores en algunos países- habían favorecido una reducción de las muertes por enfermedades cardíacas, que aún sigue siendo la principal causa de muerte en la Unión Europea, con un 40 por ciento del total de decesos en Europa en el 2008.

La segunda causa de muerte en la UE es el cáncer, con un 26 por ciento de los fallecimientos ése mismo año analizado.

Vía Infobae

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz