La miopía se extiende más y más entre los sectores jóvenes de la población

Especialistas coinciden en la excesiva exposición a luz artificial como causa de este problema de visión.

La miopía se extiende más y más entre los sectores jóvenes de la población 1

La tecnología nos rodea más que nunca. Raro es el hogar en el que no hay un ordenador de escritorio, un ordenador portátil, una tablet o incluso más de un televisor; y mucho más raro es el joven que no cuenta con un teléfono móvil que le acompaña en todo momento. Estamos tremendamente expuestos a los aparatos tecnológicos, y eso está propiciando que aparezcan determinados problemas de salud.

Uno de los más frecuentes es la miopía. La enorme cantidad de horas que los jóvenes pasan frente a las pantallas está pasando factura a su capacidad para ver, propiciando al mismo tiempo que tengan que acudir cada vez más a oftalmólogos y especialistas para recibir un tratamiento que les permita recuperar calidad en su visión.

Aunque todavía no se llega a extremos en los que las dioptrías aumentan más de la cuenta y provocan la necesidad de recurrir a procedimientos especiales como el tratamiento de miopía magna, sí que se están acentuando los casos en los que se vuelve necesario llevar gafas para garantizar nitidez en la imagen que se percibe.

Varios estudios recientes han demostrado que, además de la genética, el continuo uso de dispositivos electrónicos favorece que la visión cercana se desarrolle por encima de lo normal y, por tanto, que se genere la miopía en estas personas. Esto, sumado a una presencia excesiva de luz artificial, es lo que está provocando que el público joven necesite cada vez más ayuda para garantizar una buena salud ocular.

No se pueden achacar los mismos motivos a los pequeños en edades tempranas, ya que en estos casos todo suele deberse al factor genético; pero sí que se puede hablar de ellos a partir de los 10 años de edad, cuando ya se ha vivido esa exposición a los aparatos tecnológicos y las luces artificiales más de lo que se considera saludable.

Es uno de los efectos colaterales de la modernización que estamos viviendo en la sociedad moderna, y es también una de las claras muestras de que, aunque la tecnología avance, hay que saber gestionarla y usarla de forma responsable para no tener problemas. Conocer bien los efectos negativos derivados de su uso es una buena forma de saber hasta dónde llegar a la hora de utilizarla, y estos casos de miopía crecientes lo demuestran.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz