La migraña, un trastorno muchas veces subestimado y mal tratado

El sufrir migrañas no es un tema menor: se trata de una enfermedad incapacitante, con un alto coste social, médico y laboral, pero que muchas veces está infradiagnosticada e infratratada, tal como se comprobó con el estudio PRIMERA, que se centró en pacientes con este problema que acudían por vez primera al neurólogo.

Este trabajo contó con la participación de 168 especialistas y 851 pacientes, y concluyó que sólo una cuarta parte de los pacientes que sufre de migraña recibe un tratamiento adecuado y el 45 por ciento de los afectados ni siquiera cuenta con un diagnóstico.

En principio, vale destacar que un dolor de cabeza no es siempre una migraña. Se pueden distinguir tres tipos básicos de dolor de cabeza: la migraña, la cefalea tensional y el Cluster.

De este trabajo realizado que arrojó nuevos datos de interés sobre este tipo de problema se desprendió que la migraña afecta en especial a mujeres de 20 a 50 años, en una proporción de tres a uno sobre los hombres. Así también, se constató que las migrañas conllevan una “elevada discapacidad” tanto por los dolores de cabeza en sí como por los síntomas asociados (malestares oculares, intolerancia a la luz, al ruido, etc.).

La edad media del inicio de la enfermedad ronda los 20 años: a partir de allí, los pacientes suelen sufrir unas cuatro crisis al mes (en promedio), con una duración media de 20 horas. En la mayoría de los casos, el dolor se centra en uno de los lados de la cabeza, algo característico de las migrañas.

Aunque las migrañas aparecen a temprana, los pacientes no suelen hacer una consulta con el especialista hasta después de unos 15 años aproximadamente, por lo tanto, sucede que hay un gran porcentaje de pacientes no diagnosticados que encima se automedican con fármacos de libre dispensación sin control médico, del tipo de analgésicos simples y antiinflamatorios no esteroides (los que tienen escaso o incluso efecto calmante en estos casos).

De hecho, sólo un 13,3 por ciento de los pacientes sigue algún tratamiento preventivo, y sólo el 17,4 por ciento sigue un tratamiento específico para las crisis de migraña.

Pues bien, veamos los síntomas de la migraña: el primero y más evidente, dolor de cabeza, que puede ir precedido de visión de “luces”, también pueden darse otros síntomas neurológicos y, una de las consecuencias es que lleva a una incapacidad laboral.

En este último sentido, el estudio también reparó en el gran impacto social que tiene la migraña: además de darse en jóvenes, la gran mayoría (un 62 por ciento) de los participantes del análisis eran trabajadores en activo y la mayoría personas con cualificación (un 30,4 por ciento tenían estudios universitarios y un 44,3 por ciento, estudios secundarios).

Vía 20minutos.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz