La lavanda y sus propiedades contra el insomnio

8444811-composicion-de-resort-spa--toallas-flor-de-lavanda-botellas-con-lociones-de-relajacion

Una buena noche de sueño reparador es la clave para tener un día sin contratiempos. Si no duermes lo suficiente, durante tu jornada sentirás más cansancio y no podrás llevar a cabo todas tus actividades.

Por este motivo, te presentaremos las bebidas relajantes que puedes tomar para poder conciliar el sueño y no llegar cansada a mitad del día. En este caso hablaremos de la lavanda y sus propiedades para colaborar con el buen dormir.

Lavanda e insomnio

La lavanda es una hierba, su flor y su aceite se utilizan para las medicinas. La lavanda es usada para casos de inquietud, el insomnio, el nerviosismo y la depresión.

Se recomienda el uso del aceite de lavanda en un vaporizador durante la noche. De esta forma, se podría ayudar a algunas personas que padecen de insomnio leve. Además, contiene un aceite que parece tener efectos sedantes y puede relajar ciertos músculos.

Una infusión de lavanda para dormir

La lavanda contiene más de 20 principios sedantes. El uso de su flor es adecuado para tratar trastornos del sueño. Puedes preparar una infusión de la siguiente manera:

1- pon a hervir agua,

2- en una taza, coloca una cucharada grande de flores secas de lavanda,

3- cuando el agua haya alcanzado el punto de hervor, se vierte sobre las flores,

4- tapa la taza y deja reposar durante 10 minutos, de esta manera no se evaporarán los aceites naturales que contienen la mayor parte de las propiedades de la lavanda.

5- Luego, puedes colar la infusión y endulzar con un poco de miel orgánica.

Un baño o masaje para relajarse

El aceite esencial de lavanda es utilizado en aromaterapia por sus efectos relajantes y calmantes. La esencia de lavanda se aplica en baños relajantes o bien en masaje suave para calmar la excitación nerviosa y la tensión muscular asociada al estrés, al sobreesfuerzo físico y a las malas posturas.

Puedes combinarla con aceite esencial de romero (10 gotas de cada) y 100 mililitros de aceite de almendras dulces. Incluso, se aplica sobre la zona dolorida, dos veces al día.

Vía: ehowenespañol.com, cuerpomente.es, nlm.nih.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz