La inflamación alimentaria frente a la intolerancia y las alergias alimentarias

La inflamación alimentaria frente a la intolerancia y las alergias alimentarias 1


La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) afirma que el 20% de la población española presenta alguna reacción adversa a algún tipo de alimento. En la mayoría de los casos estas reacciones se deben a la inflamación alimentaria.

¿Qué es la inflamación alimentaria?

Se conoce como inflamación alimentaria al estado en el que el organismo supera el umbral de tolerancia a uno o un grupo de alimentos. Como consecuencia de ello, se producen síntomas inflamatorios que pueden ser especialmente graves si se padecen otros problemas como trastornos digestivos, problemas de circulación, migrañas, sobrepeso, hipertensión arterial o trastornos de ánimo.

La inflamación alimentaria es una dolencia o afección reversible y se puede solucionar con dieta saludable y variada. En ocasiones no es necesario ni eliminar de la dieta por completo los alimentos que la causan.

Inflamación alimentaria frente a intolerancias alimentarias

La inflamación alimentaria se suele confundir con la intolerancia alimentaria, pero en realidad no se trata de lo mismo. La intolerancia alimentaria se produce únicamente por el gluten y la lactosa. La inflamación alimentaria puede surgir por superar el umbral de tolerancia al trigo, las levaduras, la leche y sus derivados, los alimentos ricos en níquel, los alimentos ricos en sodio y los aceites cocinados.

La intolerancia alimentaria tiene su raíz en el sistema digestivo y por su origen, se pueden identificar tres clases de intolerancia: primaria, de origen genético y para la que no existe rehabilitación completa; secundaria, que no es de origen genética y puede ser subsanable en poco tiempo de tratamiento; el tercer tipo es la intolerancia por deficiencia congénita, similar a la intolerancia primaria pero que surge desde el nacimiento.

Las alergias alimentarias

La inflamación alimentaria tampoco se debe confundir con las alergias alimentarias. Las alergias de este tipo pueden aparecer en la infancia o en la edad adulta y normalmente ocurren al primer contacto entre una sustancia y el sistema inmunitario del organismo. Si el organismo determina que se trata de un compuesto hostil lo atacará la próxima vez que se encuentre con él.

Los alimentos que provocan reacciones alérgicas reciben el nombre de alérgenos alimentarios.  Algunos alérgenos alimentarios son el huevo, los cacahuetes, la leche, el marisco, las nueces, el pescado, el trigo o la soja.

Desde hace unos años todos los establecimientos de venta de alimentos: restaurantes, bares, catering, comedores públicos y máquinas expendedoras han de incluir un anexo en el que listen todas las sustancias que suponen un riesgo para las personas que sufren alergias o intolerancias alimentarias.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz