La importancia de tener una boca sana

La importancia de tener una boca sana 1


La boca juega un papel fundamental en nuestra salud y bienestar general. Es el órgano de entrada del aparato digestivo y gracias a ella podemos recibir, triturar y tragar nuestros alimentos, participa activamente en la percepción del sabor y en el sentido del gusto, así como en la respiración. Y por supuesto, es imprescindible para la función de comunicación.

Si nos referimos al aspecto estético y de imagen, una boca sana y bonita facilita nuestra relación con el mundo que nos rodea, pues es uno de los elementos más útiles que tenemos desde que nacemos y durante toda la vida. Una boca sana y cuidada es un factor de peso a la hora de relacionarnos con los demás, y lo contrario puede suponer un perjuicio emocional grave que se traduce en falta de autoestima y de confianza.

Las características externas de la boca forman parte de nuestra apariencia física. Una boca agradable, con una sonrisa cuidada, favorece las relaciones humanas y hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos. Una boca sana es el reflejo de un cuerpo sano y de una persona bien integrada en la sociedad. Por estas razones resulta clave cuidar la salud bucal.

Los peligros de no cuidar adecuadamente la boca

Cuidar la salud bucal no es únicamente una obligación por el aspecto estético, esto es un añadido. Una boca sana es la base principal de una buena salud, y en ello insisten desde clínica dental Madrid.

Existen muchos problemas que pueden partir de un mal cuidado o una mala higiene bucal y que son desconocidos por la mayor parte de la población. El mal aliento en muchas ocasiones puede estar producido por una mala masticación y una mala higiene bucal, de manera que con una adecuada corrección, la mejora sustancial de este problema será un hecho.

Ocurren también problemas derivados de afecciones bucales que afectan a otras partes del organismo, como ciertos problemas de miocardio que se relacionan con la inflamación de las encías. En colectivos con enfermedades graves, como por ejemplo los diabéticos, una mala salud de la boca puede generar problemas como artritis y problemas musculares.

La mala masticación es otra señal de que algo no funciona correctamente en el organismo. Si bien no se traduce de manera directa en un efecto negativo, esta práctica con el paso de los años acaba por producir una mayor segregación de jugos gástricos que puede derivar en problemas estomacales en el largo plazo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz