La importancia de los colores para el estado anímico

Ya es sabido que los colores provocan distintos efectos sobre nosotros, pueden modificar un estado anímico o potenciarlo. Por este motivo, si estás por pintar o te has decidido a cambiar la decoración de tu casa, no subestimes la tarea de elegir de los tonos que emplearás.

De modo similar, debes saber que no sólo el color en sí mismo puede influir en al ánimo sino también su brillo u opacidad, cuán vivo o apagado sea también tendrá un papel de importancia en esta relación con el humor.

Veamos entonces los efectos principales de los colores sobre el estado anímico, y por cuál tono deberías optar según sea lo que busques:

Energía: el rojo y violeta

Estos dos colores son estimulantes y energizantes, pueden inducir una secreción mayor de adrenalinda en el cuerpo, según aseguró Leslie Harrington, experta y consultora en colores norteamericana, oriunda de Connecticut, en los Estados Unidos. Un estudio británico, por caso, encontró que aquellos atletas de alta competición (participantes de los Juegos Olímpicos) que vestían de rojo habían triunfado en sus disciplinas en mayor medida que aquéllos que lo hacían de azul.

Se aconseja, entonces, utilizar estas tonalidades en los despachos y oficinas de las casas, en entradas, pequeñas salas de estar o incluso en las escaleras. Por el contrario, se sugiere evitarlas en cuartos y baños, o toda aquella dependencia en la cual se busque crear una atmósfera de relax -son, particularmente, indicadas para todo lo contrario-.

Si quieres atenuar su efecto -para evitar que a lo mejor sea demasiado agresivo- puedes optar por usar estos colores pero solamente por partes, puedes combinar con tonos más calmos, o sólo elegirlo para objetos decorativos o algún mobiliario.

Alegría: amarillo y verde

¿Sientes que necesitas algo que estimule tu ánimo? Entonces opta por estos colores del sol y la naturaleza. La Universidad Vrije, de Amsterdam, realizó un trabajo en el cual constató que los adultos que se rodeaban de estos tonos aseguraban sentirse más felices. Así se recomienda usar amarillos claros, por ejemplo, para los cuartos de juego y las habitaciones de los más pequeños.

Calma: azul

El azul es generalmente uno de los colores más elegidos a la hora de tener que optar por nuestro tono favorito, y no es una elección insensata. El azul y sus tonalidades cercanas forman parte del cielo y el mar, y nada más relajante que estas vistas naturales. Un gran número de trabajos han encontrado al azul como el color para lograr un estado de mayor calma y sosiego. Y por este motivo, puedes tener más libertad de emplearlo en donde quieras y en la medida en que te apetezca, y sobre todo, en tu habitación o cualquier otro lugar donde quieras lograr un ambiente más relajado. Eso sí, procura utilizar azules claros y no tan demasiado fuertes, ya que podrían tener el efecto contrario.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz