La importancia de la postura a la hora de dormir, para evitar dolores y molestias

El momento del descanso debería ser tal, una ocasión de total descanso: sin embargo, muchas veces adquirir una mala postura no sólo podría dificultarlo sino que también podría tener consecuencias indeseadas al día siguiente.

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid ha advertido sobre el alto índice de problemas de salud causados por las malas posturas durante el descanso, por lo que han recomendado elegir la almohada y el colchón en función de la posición que se adopte.

Según los profesionales, cada vez reciben más consultas de pacientes con dolores cervicales, de brazos y espalda como consecuencia de dormir con una almohada inadecuada o en una posición incorrecta.

“Dormir adoptando posturas inadecuadas, puede provocar tendinitis, atrapamiento en el túnel carpiano y problemas de desviación de columna, entre otras patologías”, aseguró al respecto el secretario general del Colegio, José Santos.

Así también, el especialista recordó que “dormir mal puede afectar nuestro rendimiento”, además de hacernos “susceptibles de padecer enfermedades”.

Santos dijo que en su consulta recibe cada vez más cantidad de personas que llegan con dolores y problemas en la espalda, en la zona dorsal y lumbar, generados por hábitos como “utilizar colchones de dureza alta, así como utilizarlos con un somier canapé, que hace aún más dura la superficie”, apuntó.

En este sentido, los profesionales coincidieron en que usar un colchón excesivamente duro es tan perjudicial como uno demasiado blando. En el caso de la segunda opción, por el contrario, la columna “flota” sin una sujeción adecuada.

De aquí que sea tan importante escoger un colchón adecuado, es decir, aquel que “se amolde perfectamente al cuerpo y a las articulaciones”. Así también, será necesario “compensar la dureza del colchón con la elección del soporte del mismo (somier de láminas o canapé)”, añadieron.

Con respecto a las almohadas, Santos desmintió, en principio, el mito de que “es más sano dormir sin ella”, ya que “la cabeza necesita un apoyo para que la columna vertebral permanezca en su posición natural y no quede sometida a ningún tipo de tensión”.

En este punto, a la hora de elegir almohada, habrá que considerar la posición que se adopta para dormir: si se duerme boca arriba, lo mejor será una almohada fina, y si se hace de lateral, apoyado sobre un hombro, una más gruesa.

En cuanto a la posición boca abajo, los expertos no la recomiendan ya que en esta postura se puede modificar la curvatura de la columna lumbar, al mantener el cuello girado durante varias horas para poder respirar.

Finalmente, Santos aconsejó que, en caso de dormir en pareja, lo mejor será que cada uno tenga su propia almohada que se adapte a sus necesidades.

Un último dato para evitar problemas y dolores tiene que ver con la forma de levantarse de la cama: la manera correcta de hacerlo es, según este experto,  “ponerse de lado sobre la cama, bajar en primer lugar las piernas, y con la ayuda de los brazos levantar el tronco y sentarse, antes de incorporarse totalmente”.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz