La importancia de la actividad física en la tercera edad

Lo ideal es que la actividad física sea nuestra “amiga” durante toda la vida, en sus distintas etapas. Las personas que ya han llegado a la tercera edad también se benefician, y en grande, del hecho de mantenerse en movimiento. La actividad física en la adultez también reporta sus muchas ventajas y no sólo puede considerarse un recurso terapéutico, sino también una herramienta de inclusión social.

Resulta que las propuestas más acordes para las personas de más de 65 años son de orden comunitario: aquagym, yoga, danza, gimnasia rítmica, entre otras.

Los efectos terapéuticos, por su parte, son indiscutibles: la actividad física mejora la circulación y los circuitos neuronales, fortalece el corazón y el sistema cardiosvascular, y está asociado con ventajas en el rendimiento físico, intelectual, social, cognitivo e incluso sexual.

También favorece el control de la tensión arterial, mejora la glucemia en sangre (ayudando a mantener un nivel normal en sangre) y favorece el descenso del colesterol malo (al tiempo que sube el “bueno”) y de los triglicéridos, en caso de estar por encima de lo saludable. En cuanto a la osteoporosis, ayuda a fortalecer los huesos.

Por ello, y más allá que siempre habrá que contar con el apoyo y seguimiento médico, al tiempo de contar con la guía de un profesor o instructor especializados, se recomienda enfáticamente que la actividad física también sea parte de la vida en la tercera edad, aunque siempre adaptada a las características y posibilidades de cada uno.

Finalmente, se ha destacado que las ventajas exceden por mucho a los potenciales riesgos y los beneficios sobre la autoestima se reconocen en forma completamente independiente de factores económicos, raciales, sociales, demográficos, o asociados con las enfermedades subyacentes. Así que nada mejor que mantenerse en movimiento también en la edad adulta, ya que no sólo ayudará a sociabilizar, a sentirse mejor y a una salud más fuerte, sino que también obligará a mantener una rutina.

Vía Gimnasia.net

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz