La hipertensión es la primera causa de muerte en el mundo, según especialistas

“La hipertensión arterial (HA) es hoy en día la causa más frecuente de muerte”, aseguró la doctora Suzanne Oparil, directora del programa de Biología Vascular e Hipertensión de la Universidad de Alabama, con motivo de un reciente encuentro de especialistas en el tema.

La experta añadió que este problema sanitario no sólo afecta a los países desarrollados, sino a todos los estados, incluidos los menos desarrollados. Oparil hizo hincapié en los factores que, aparte de la predisposición genética, también inciden en la aparición de la HA y que pueden prevenirse, en especial, la alimentación y la falta de actividad física.

La doctora recordó sobre la importancia de hacerse mediciones periódicas de la tensión arterial, para poder detectar el trastorno a tiempo y evitar complicaciones más graves. En este sentido, Oparil mencionó los cuatro estadios que se corresponden con un mayor riesgo de sufrir hipertensión.

“Actualmente hay cuatro estadios establecidos. El primero de ellos, el ‘normal’ presenta valores de tensión arterial de hasta 120/80 mm/Hg. El segundo, que corresponde a la categoría ‘pre-hipertensión’ va de los 120/80 a los 139/89; y finalmente, el tercero y el cuarto -hipertensión de grado uno y dos respectivamente-, se encuentran entre los 140/90 y 159/99, e igual o superior a 160/100”, especificó.

Es importante conocer estas etapas para poder actuar en consecuencia: ante una persona que presenta pre-hipertensión es “necesario actuar para prevenir males mayores”, y como primera medida, habría que dosificar el consumo de sodio y será el médico el que determinará si es o no necesario recurrir a una medicación.

La especialista recordó que la dieta es un pilar básico: además de limitar la ingesta de sal, también hay que cuidar el consumo de grasas y de bebidas alcohólicas. Asimismo, se debe evitar el tabaquismo y llevar una vida activa.

Y, si se tienen antecedentes familiares, los controles deberán ser aún más periódicos y ser más conscientes a la hora de llevar adelante una dieta y estilo de vida.

Estas modificaciones en el estilo de vida son las que posibilitan que una medicación sea efectiva. Si pretendemos manejar un cuadro de hipertensión arterial y riesgo cardiovascular sólo con fármacos, seguramente no obtengamos buenos resultados porque para prolongar los efectos positivos en el tiempo y poder usufructuarlos, es necesario conocerse y manejar los hábitos“, señaló Oparil.

“Ninguna terapia única puede controlar y bajar todo el tiempo la hipertensión arterial, pero no por problemas de efectividad, sino porque estamos frente a un factor que no sólo responde a cuestiones fisiológicas o genéticas concretas, sino también a estados emocionales”, completó la doctora.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz