La granada y sus propiedades

La granada es una fruta exótica con buenas propiedades y varios beneficios sobre la salud. Entre todos, destaca su poder antioxidante, y sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Se trata de una fruta rica en potasio, y en otros minerales como el magnesio, fósforo y hierro, todos nutrientes esenciales que tienen sus funciones específicas en el cuerpo. En cuanto a las vitaminas, la C, B1 (tiamina), B2 (rivoflavina) y la niacina son las de mayor importancia.

Además, como se adelantó, al tratarse de una fruta rica en polifenoles, es altamente recomendada por su gran poder antioxidante y antiinflamatorio. Su contenido de estos compuestos es tal que es comparable – o incluso mayor – al de los arándanos, vino o del tan mentado té verde.

Entre los polifenoles, la presencia de los antocianos es la más destacada, que son los que le dan su color rojo intenso tan particular, con beneficios para el organismo. También es valioso el nivel de elagitaninos, a cuyo grupo pertenecen las punicalaginas, consideradas las de mayor poder antioxidante en esta fruta.

Pero las granadas son también señaladas como protectores bucales: entre sus múltiples beneficios, destaca su acción sobre la salud de la boca y de la piel en general, ya que contiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antienvejecimiento, que también tienen una acción positiva sobre la salud cardiovascular en general.

Por otro lado, estudios han indicado que el zumo de granada podría tener resultados positivos sobre la calidad del esperma y la disfunción eréctil, por lo que también está considerado beneficioso para la salud sexual masculina.

Otra supuesta propiedad para no desestimar: sus posibles propiedades antitumorales. Distintos estudios clínicos han concluido que los compuestos bioactivos de la granada “son un tratamiento preventivo muy interesante para determinados tipos de cáncer, sobre todo el de colon y el de próstata”.

No obstante, vale aclarar que los compuestos que causan dicho efecto no son los que están presentes en la fruta, sino los que se generan en el organismo tras la metabolización de las punicalaginas y del ácido elágico, sí presenten en el alimento.

Otras propiedades asignadas a las granadas: ayudarían a aliviar el asma, la fiebre, a prevenir la hinchazón y la retención de líquidos, la hipertensión, la anemia ferropénica, arteriosclerosis, parásitos, entre otros.

Finalmente, aunque no menos importante, vale destacar: las granadas son bajas en calorías, en un 80 por ciento están compuestas por agua, mientras que cerca del 15 por ciento corresponde a azúcares y un 3 por ciento, aproximadamente, a fibra. Cada 100 gramos, la granada pueda aportar unas 65 calorías.

Por ser reducida en calorías, aportar fibras y su poder diurético, es que se recomienda incluso en dietas de adelgazamiento. Es una fruta versátil, que puede incorporarse a cantidad de platillos, desde macedonia de frutas hasta ensaladas, o incluso en salsas o para postres dulces.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz