La FAO advierte sobre el crecimiento de la obesidad y sobre el impacto ambiental de las actuales prácticas agrícolas

Una vez más se advierte sobre el crecimiento de la obesidad en el mundo entero: esta vez, ha sido la FAO, es decir, la Organización para la Alimentación y Agricultura, la que ha llamado la atención sobre esta realidad y su relación directa con el crecimiento de enfermedades cardiovasculares, por lo que estos dos factores será “importantes retos para las políticas públicas” en 2030.

La FAO ha presentado un informe al respecto en la Conferencia Regional para Europa y Asia central, que se está celebrando en Baku (Azerbaiyán). En este documento se informa que mientras el hambre afecta a un 5 por ciento de esta población, en otras regiones puntuales del Cáucaso y Asia es uno de los problemas mayores al que deben enfrentarse.

En cuanto a la alimentación y a los hábitos, este organismo de la ONU advierte que el cambio de una dieta basada en cereales hacia una con mayor consumo de carnes y productos lácteos puede hacer que los factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas y no transmisibles aumenten en algunos países en los próximos años.

También se ha señalado que la dieta, el estilo de vida, la pobreza y los servicios sanitarios influyen en la obesidad, las enfermedades y la tasa de mortalidad. Además, estos mayores niveles de riesgo supondrán una mayor presión para los servicios médicos en los países de menos recursos de Asia central en relación con los de la Unión Europea.

Como la falta de alimentos y recursos puede ser un problema de cara al futuro, la organización ha recomendado impulsar la producción agrícola de los pequeños campesinos en zonas rurales de Europa oriental, el Cáucaso y Asia central, donde se encuentra muy por debajo de su rendimiento potencial-a veces hasta un 30 o un 40 por ciento menos- para garantizar así la seguridad alimentaria y combatir la pobreza rural.

Esta conferencia regional se está celebrando por estos días y, otros de los temas clave, es la forma de mejorar la sostenibilidad ambiental de la agricultura: resulta que está previsto que el uso de fertilizantes químicos en la UE aumente un 20 por ciento para 2050, lo que no se presenta como una dirección muy sostenible.

Según la organización, los desafíos más importantes que “deberán ser abordados por las futuras políticas gubernamentales” son precisamente este hecho de que en el futuro se vayan a usar más fertilizantes y otros productos químicos para aumentar el rendimiento, y el que en los países caucásicos y centroasiáticos el agua para la agricultura vaya a seguir explotándose “a niveles insostenibles“, todo lo cual compromete la cuestión medioambiental.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz