La enfermedad de Parkinson puede tener origen infeccioso o autoinmune

Según investigaciones del Consorcio de Investigación Neurogenética de Estados Unidos, el Parkinson podría tener un origen infeccioso o autoinmune, como pueden ser variaciones en los genes de la región HLA, que contiene cantidad de genes relacionados con el sistema inmunológico.

Esta región HLA reconoce los invasores extranjeros y los tejidos propios, de este modo, evita las reacciones inmunes.

No obstante, hay veces en que este sistema no funciona correctamente y se dan casos de personas que son más proclives a sufrir enfermedades infecciosas, e incluso, hay sujetos que desarrollan enfermedades autoinmunes ante un no reconocimiento de las propias células o tejidos.

Una de estas enfermedades es la esclerosis múltiple, un trastorno neurológico que se produce por autoinmunidad y está asociado con el HLA-DR, una variante genética que los investigadores también asociaron con la enfermedad de Parkinson.

El equipo analizó a más de 2000 pacientes con Parkinson y otros 2000 voluntarios sanos de las regiones de Oregon, Washington, Nueva York y Georgia, a quienes se les evaluó factores clínicos, genéticos y ambientales que podían incidir en la aparición de Parkinson.

“Desde hace años se viene dando una sospecha de que la función inmune podría estar ligada a la enfermedad de Parkinson“, dijo uno de los directores del estudio, el doctor Ciro Zabetian, profesor asociado de neurología en la Universidad de Washington.

Así también, este especialista explicó que las personas que toman medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE, como ibuprofeno) tienen un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, que también apoya un mecanismo inmune-relacionados.

No obstante, el doctor añadió que este efecto protector no es en todos los individuos el mismo, probablemente, debido a diferencias genéticas. Además, recordó que los AINE pueden tener efectos secundarios.

Ahora que se sabe sobre la relación entre la enfermedad de Parkinson y la inflamación, especialmente en el contexto de la composición genética variable, será posible ahondar las investigaciones y buscar desarrollar medicamentos más selectivos para el tratamiento del Parkinson.

Vía Europapress

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz