La dieta mediterránea, también protege contra la diabetes

diabetes y dieta medit

Cada vez más virtudes se asignan a la dieta mediterránea: según un trabajo reciente de la Universidad de Navarra, la dieta mediterránea no sólo es beneficiosa para prevenir enfermedades cardiovasculares, sino también podría ser de gran utilidad para evitar desarrollar diabetes.

Este estudio publicado en la revista especializada British Medical Journal reafirma las bondades de consumir habitualmente los alimentos típicos de este tipo de dieta como son cantidad y variedad de verduras, frutas, cereales, el pescado y el aceite de oliva, y, por el contrario, limitar la carne, el alcohol y los lácteos.

El trabajo demandó más de cuatro años y se basó en más de 13. 300 graduados universitarios, a quiénes se les preguntó en el inicio sus hábitos alimenticios, y luego se hizo un seguimiento de los mismos. Asimismo, se tomaron en consideración otros factores de riesgo como el ejercicio, su historial médico, si eran o no fumadores y si tenían en sus familias casos de parientes con diabetes.

Tras este análisis global, los investigadores pudieron comprobar que aquellos que con mayor fidelidad habían seguido una dieta mediterránea presentaban un riesgo de desarrollar diabetes mucho menor: hasta un 83 por ciento.

Incluso el equipo médico pudo concluir que muchos de estos participantes que seguían este tipo de régimen, más allá de que al mismo tiempo también presentaban otros signos de riesgo para el padecimiento de diabetes -como una edad avanzada, alto índice de masa corporal, antecedentes familiares o hipertensión- pocos de ellos, efectivamente, la desarrollaron. “Esto sugiere que estos hábitos alimenticios podrían aportar un apoyo sustancial en la prevención“, explicaron los autores.

“Los resultados son sorprendentes y podemos decir que concluyentes, aunque son necesarios más estudios que ratifiquen nuestras conclusiones“, aclaró Miguel Ángel Martínez-González, profesor de Epidemiología en la Universidad de Navarra y principal autor de la investigación.

Según este experto, este trabajo también ha sacado a la luz otros datos preocupantes, como el hecho de que son los más jóvenes quién menos siguen la dieta mediterránea.

“Hay que hacer un esfuerzo grande para promover los hábitos de vida saludables”, apuntó así Martínez-González, quien insistió en que lo fundamental es que la gente sepa lo que come y qué consecuencias tiene su alimentación. “Es necesario contar con etiquetados más claros, que sean legibles y que especifiquen el contenido por ejemplo en grasas trans, que son muy perjudiciales”, añadió.

Vía ElMundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz