La desesperanza crónica aumentaría el riesgo de sufrir ACV en mujeres

desesperanza

Ya hemos dicho en Vitadelia que para gozar de una salud plena, todo lo que pase por dentro, desde nuestros pensamientos hasta lo que consumamos son piezas fundamentales. Pues bien, lo primero es lo más importante, sin lugar a dudas: pensamientos y emociones negativas irán minando nuestro cuerpo y alterando sus funciones.

Un nuevo estudio realizado por investigadores norteamericanos, encontró que la desesperanza, cuyos efectos se analizaron en mujeres, puede aumentar los riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular (ACV).

Aquéllas mujeres que, aunque sanas, se apegaban a un sentimiento de desesperanza, eran mucho más proclives a desarrollar acumulación de placa en las arterias del cuello, que son las que desencadenaban finalmente en un ACV.

“Estos hallazgos sugieren que las mujeres que experimentan sentimientos de desesperanza pueden tener mayor riesgo de futura enfermedad del corazón y la apoplejía“, dijo Susan Everson-Rose de la Universidad de Minnesota Medical School.

Ya se contaba con el antecedente de varios estudios previos que habían relacionado la depresión con la enfermedad cardíaca y otros estudios recientes han sugerido que el optimismo puede proteger a las mujeres de las enfermedades del corazón.

Sin embargo, este trabajo estadounidense es el primero en demostrar que la desesperanza puede incrementar el riesgo de una mujer sana a padecer un accidente cerebro vascular.

Everson-Rose dijo que los estudios son necesarios para comprender lo que específicamente produce cambios fisiológicos en las mujeres que se encuentran en un estado anímico crónico de tal naturaleza. El estudio no realizó un seguimiento de los niveles de cortisol, una hormona del estrés.

Sin embargo, y lo importante aquí es ser conciente de que uno puede hacer mucho por el bien o el mal de uno mismo. Las mujeres deben ser conscientes de que los sentimientos de desesperanza puede tener consecuencias físicas.

“Si las mujeres tienen estos sentimientos fuertes, se encuentran potencialmente ante un factor de predicción de enfermedad cardiovascular y por lo tanto deben buscar ayuda”, concluyó la experta.

Los resultados de este estudio salieron publicados en la revista especializada Stroke.

Vía Viviendosanos

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz