Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, ¿peligro por el zika?

Juegos Olímpicos 2016

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 comienzan dentro de muy poco tiempo y es posible que tengáis en mente la idea de asistir a ellos. Al fin y al cabo se trata de uno de los eventos deportivos más importantes del mundo y una ocasión idónea para que podamos ver en vivo a los mejores atletas de todo tipo de disciplinas. Pero aunque otras veces seguro que no hemos tenido problemas en decidir hacer el viaje fuera el país que fuera en el que se organizasen los juegos, en esta ocasión lo más normal es tener dudas. ¿El motivo? La amenaza del virus zika, que ha convertido la organización de este multitudinario evento en una polémica constante que ha llevado incluso a que muchos atletas decidan no asistir a ellos. ¿Qué hacemos nosotros? ¿vamos o no vamos? Ahora vamos a comentar a fondo esta circunstancia para intentar alcanzar un consenso que nos permita tomar una decisión acerca de si deberíamos valorar o no realizar este viaje.

Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, los riesgos

Nos queda poco tiempo para decidirnos a viajar a Brasil, dado que el evento deportivo comenzará el día 5 de agosto. Pero son en estos últimos días cuando se está aumentando el volumen de ofertas y promociones con las que viajar, así que seguro que nos lo estamos pensando. Vayamos al grano sobre el zika. ¿Hay riesgo o qué está ocurriendo realmente en el país en relación a esto? El riesgo seguro que ya lo conocéis. El zika es un virus que transportan los mosquitos y que se puede extender por vía sexual, por lo que es bastante fácil que se produzca una epidemia más allá de lo que ocurra en las fronteras brasileñas.

Lo que preocupa a multitud de profesionales del mundo de la salud es que el zika pueda salir de Brasil y extenderse por el mundo entero con total libertad. Esto podría ocurrir si el virus infectara a los visitantes o deportistas que visitaran Brasil y luego estos se lo llevaran a sus respectivos países, donde la infección podría pasarse a más personas y así continuar dando saltos de individuo en individuo hasta transformarse en un problema tan grave que sería complicado de erradicar. Esa es la gran preocupación desde el punto de vista más alarmista y es lo que defienden algunos de los especialistas que creen que los juegos olímpicos podrían derivar en una absoluta fatalidad.

Pero la situación no es tan grave

Juegos Olímpicos en Río

No es, eso sí, lo que piensan todas las autoridades sanitarias. La OMS (Organización Mundial de la Salud) defiende que no existe ese riesgo del que hablan algunos expertos. Creen que la posibilidad de que el zika se extienda a nivel mundial es mínima y que lo más probable es que el nivel de impacto sea prácticamente nulo. No temen que ocurra nada de lo que arrepentirse y es por ello que por su parte han recomendado que todo siga adelante sin ningún tipo de objeción. Su posición ha sido totalmente negativa a las alternativas que se plantearon con anterioridad, entre las que se escuchó incluso que se cambiara Brasil por otro país para la organización del evento. Además de la OMS hay otras organizaciones que también han defendido que los juegos se celebren de forma normal. Es el caso de la Universidad de Yale, que ha realizado un estudio con el cual determina que tampoco existe riesgo con el zika.

El estudio que procede de Yale ha llevado a cabo un análisis de los casos que se han producido en Brasil en relación al zika y también han introducido otras variables, como los viajes de los turistas y atletas, así como las condiciones del tiempo en Río. Sus descubrimientos son favorecedores de que no tengamos miedo al zika. Dicen que de cada 37 personas que asistan a Brasil con el objetivo de ver los Juegos Olímpicos solo habrá tres personas que regresarán a su país con el virus en su interior, lo que reduce en gran medida que se pueda producir una catástrofe, porque de esos casos no todos producirán un contagio posterior. Por otro lado, quieren recordar que muchas de las personas que irán a Río para ver las Olimpiadas de 2016 ya estarán habituados al virus, porque proceden de otros lugares cercanos de América Latina donde también está presente.

Por lo tanto, los profesionales de la salud recomiendan que nadie cancele su viaje por miedo al virus zika y que disfruten de la competición de la misma manera en la que lo harían en cualquier otro país. Insisten en que el riesgo es mínimo y que hay programas de contención para casos tan aislados como estos. A Brasil le viene muy bien que finalmente se haya eliminado el estigma que les habían colocado debido al zika, dado que aunque a última hora, es muy posible que terminen aumentando las cifras de viajeros que irán a animar a sus deportistas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz