Jet lag, los mejores consejos para superarlo

consejos para el Jet lag

Nos encanta irnos de viaje. Seguramente sea una de las cosas más placenteras que podemos llevar a cabo. Conocer nuevas culturas, rincones inolvidables… ¡qué bonito es viajar! Lo cierto es que nos ponemos nerviosos a la hora de hacer los preparativos y no vemos el momento en llegar a nuestro destino, a ser posible sin jet lag.

Es evidente que el lugar que has elegido para tus vacaciones va a ser maravilloso, te da igual en la parte del mundo en la que se encuentra, tú lo que quieres es llegar y ponerte a caminar por sus calles y mezclarte entre su gente. Nos parece genial, pero sí que debes tener en cuenta a qué sitio del planeta vas a irte. A lo mejor lo has pasado por alto, pero en muchas ocasiones realizar viajes muy largos puede provocarnos un jet lag tremendo. Vale, no te preocupa porque tienes claro que no va a afectarte demasiado, pero en realidad tú eso no lo controlas y las consecuencias de los cambios horarios pueden chafarte tu ansiado viaje, por lo menos los primeros días. ¿Cómo evitar esta situación? El jet lag es fácil de combatir, así que como sabemos que eres un aventurero nato hoy te hemos traído algunos trucos para que no te afecte en absoluto este problemilla y disfrutes de tu viaje desde el primer minuto.

Jet lag, evita el cambio horario con muchas horas de sueño

Te parecerá algo evidente, pero la realidad es que el jet lag se evita durmiendo. Si tienes pensado hacer un viaje de larga duración, por ejemplo si te vas de vacaciones a alguna ciudad de América, lo más recomendable es que el día antes de tomar el vuelo descanses como es debido. Sabemos que puedes estar algo nervioso, pero intentar dormir todo lo que puedas, recuerda que lo normal son 8 horas para que el cuerpo descanse completamente. No te dejes llevar por las emociones, ya tendrás tiempo de disfrutar cuando estés allí. Así que prepárate para tu esperado viaje y vete a la cama temprano el día de antes.

Así mismo, aunque hayas conseguido dormir lo suficiente, te vas a pasar muchas horas metido en un avión. ¿Qué tal si algunas las utilizas para descansar? Normalmente no es fácil quedarse dormido durante el vuelo, ya que las personas que hay a tu alrededor mantienen conversaciones, las azafatas van de un lado para otro… pero existen muchos objetos que pueden ayudarte a ausentarte de todos estos ruidos. Para empezar, si queremos lograr dormir en el avión, qué mejor que llevarte una almohada que haga que te sientas más cómodo. Los asientos de los aviones no son todo lo confortables que desearíamos, así que haz que mejoren un poco más. Si eres de los que duermes a oscuras puedes evitar la luz llevándote un antifaz para cubrirte los ojos y también pude ayudarte tu dispotivo móvil repleto de canciones relajantes. Pero, si aún así te cuesta dormir, no está de más tomar alguna pastilla natural con las que puedas conciliar mejor el sueño.

¿Cómo vamos a viajar?

Ni te imaginas todas las cosas que pueden favorecer a que tu jet lag vaya en aumento. Aunque no te lo creas, la ropa tiene mucho que ver, puesto que según las prendas que hayamos escogido para realizar nuestro viaje volaremos de forma más o menos cómoda. Lo ideal es que para estas ocasiones utilices ropa ancha con la que no te sientas apretado.

evitar el Jet lag

Por otro lado, en los viajes tan largos es normal que tengas que hacer alguna comida dentro del avión. Si tienes hambre tendrás que comer, pero recuerda que los alimentos que te ofrecen durante los vuelos no tienen demasiada calidad. Suele ser comida con una gran cantidad de sal y además con pocos nutrientes. Vamos, que no nos va a quitar el hambre tan fácilmente. Esto también afectará a nuestro posible jet lag, así que lo que se recomienda es que antes de embarcar te compres algo en el aeropuerto para matar el gusanillo entre tantas horas de viaje.

Algo parecido ocurre con las bebidas, pero en este caso lo que pasa es que durante un vuelo no solemos beber demasiado. Si no te lo crees compruébalo por ti mismo. Las condiciones de los aviones hacen que no sintamos esa necesidad, pero aún así debes hidratarte todo lo que puedas. De no hacerlo repercutirá negativamente en nuestro estado físico y cuando lleguemos a nuestro lugar de destino estaremos más cansados favoreciendo así el jet lag. Si decides hidratarte hazlo siempre con agua y evita las bebidas como el café, el té o las energéticas, a pesar de lo que pienses te harán sentir mucho peor pasado un tiempo.

Hemos llegado a nuestro destino

Por fin hemos llegado a la ciudad. Ese lugar que deseábamos conocer. Con las ganas que teníamos de estar aquí ¿nos lo va a estropear el jet lag? Para nada. Así que si quieres combatirlo sal rápidamente a la calle y aprovecha todas las horas de luz que puedas. Una vez caiga la noche vete a dormir y así te acostumbrarás al horario que tienen establecido los habitantes de esa localidad. Pronto tu reloj interno se adaptará a las nuevas costumbres.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz