Investigadores logran desarrollar óvulos y espermatozoides de células madre embrionarias

celula-madre1Un grupo de investigadores estadounidenses han logrado desarrollar célular madre embrionarias con capacidad para diferenciarse en células reproductivas, es decir, en óvulos y espermatozoides, lo cual constituye un nuevo y esperanzador paso para la ciencia y medicina.

Estos hallazgos podrían ayudar a entender mejor las enfermedades hereditarias y permitir nuevos enfoques contra la infertilidad.

“Realmente estamos tratando de observar los orígenes del desarrollo humano normal y anormal yendo a la fuente”, declaró al respecto la doctora Renee Riejo Pera, de la Universidad de Stanford en California.

“Por años y años, no tuvimos la capacidad de observar cómo se forman las células germinales -que dan lugar a los óvulos y espermatozoides- qué genes se necesitan, qué senderos se activan”, añadió. Pero ahora, gracias a estos hallazgos, el camino se allana y se dirige hacia un sector en donde es posible “espiar” para poder conocer y actuar.

La especialista indicó que ahora les es posible estudiar los estadios iniciales del desarrollo humano, en particular “desde los 12 días después de la fertilización” en donde comienza el desarrollo de las células germinales, hasta “el primer trimestre de gestación“, tiempo que quedaba vedado para la investigación por ocurrir dentro del útero.

De este modo, y gracias a tener la posibilidad de ver qué ocurre en ese lapso, se podrán “reunir nuevos indicios sobre las enfermedades hereditarias y la infertilidad”.

El grupo de investigadores del laboratorio de Pera, y en particular, el doctor Kehkooi Kee, pudieron hallar la forma de aislar las células germinales de las células madre embrionarias agregándoles un gen que genera proteínas verdes brillantes cuando el material de la línea germinal se activa. “Una luz verde se prende cuando una célula germinal se ha formado. Levanta su mano”, explicó Pera sobre el método descubierto.

Una vez que estuvieron convencidos de que tenían células germinales, los científicos empezaron a activar y desactivar algunos genes -llamados DAZ, DAZL y BOULE-, que creían eran importantes a la hora de poder convertir las células madre en células germinales inmaduras.

Uno de estos genes, el DAZL, fue clave para transformar las células madre en las células reproductivas: cuando los científicos lo desactivaran, la mitad de las células germinales se formaba.

Los otros dos genes, DAZ y BOULE, jugaron un papel importante a la hora de hacer que las células redujeran el número de cromosomas a la mitad, un proceso de división celular llamado meiosis que debe tener lugar antes de la fertilización.

Algunas de las células de espermatozoides llegaron todas a la meiosis. “Esto implica que realmente (…) llegamos a donde queríamos llegar si vimos la meiosis en el tubo de ensayo”, dijo Pera.

La experta señaló que estas células formaron una célula inmadura que contiene sólo una copia de los cromosomas que estarían disponibles para uso en una fertilización in vitro clínica.

Si se considera que justamente uno de los problemas esenciales de la infertilidad es la producción de muy pocas células germinales o de mala calidad, el tener material germinal inmaduro  “disponible en una persona” permitiría usar “este sistema para hacerlo madurar y guiar su desarrollo“, explicó Pera sobre los próximos pasos que se vislumbran.

Los resultados de estos trabajos fueron publicados en la revista especializada Nature.

Vía Yahoo.com.ar

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz