Investigadores estadounidenses logran convertir células madre de espermatozoides en células productoras de insulina

Un grupo de expertos estadounidenses ha presentado recientemente un hallazgo que podría ser un nuevo paso en la investigación de la diabetes tipo 1: han logrado transformar células madres presentes en los testículos en células productoras de insulina y transplantarlas a ratones “diabéticos”.

Estos resultados los han expuesto en la reunión anual de la Sociedad Americana de Biología Celular celebrada en Philadelphia. De todos modos, y más allá de lo positivo del descubrimiento, los autores advirtieron que aún es muy prematuro para decir que se ha logrado un tratamiento para los diabéticos tipo 1, ya que “aún tendrá que pasar por varias fases de comprobación y verificación antes de dar el salto a ensayos con humanos”.

Los responsables del hallazgo fueron Ian Gallicano y su equipo de investigación de la Universidad de Georgetown (EEUU), quienes tomaron una pequeña muestra de células espermatogoniales de los testículos de varios ratones muertos y los cultivaron en laboratorio aprovechando su capacidad pluripotencial, es decir, que pueden convertirse en cualquier otro tipo de célula del organismo.

Según publicó el diario británico “The Guardian”, “a partir de un sólo gramo, fueron capaces de obtener hasta un millón de células madre con marcadores que indicaban que se habían transformado con éxito en células beta” -las que sintetizan y segregan insulina-.

Luego, los investigadores transplantaron estas células beta a varios roedores diabéticos. Al cabo de una semana, las células del páncreas lograron producir insulina, gracias a lo cual se redujo el nivel de azúcar en sangre en los ratones.

Hoy en día, el transplante de islotes pancreáticos de cadáver es una de las vías más estudiadas para tratar la diabetes tipo 1, sin embargo, la escasez de donaciones y el problema del rechazo por parte del receptor son dos de los impedimentos principales que han frenado su generalización.

Como bien destacó Gallicano, esta alternativa de células madre capaces de generar insulina -procedentes de embriones o de otros tejidos adultos- abre una nueva puerta a este tipo de investigaciones.

El emplear las propias células madre de los testículos de los pacientes diabéticos se solucionaría el problemático tema de los rechazos, y en cuanto a las mujeres, podría llegar a extenderse tomando las células madre de sus ovocitos (precursoras de los óvulos) para transformarlas también en células beta.

Fuente Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz