Infertilidad masculina: una dieta alta en grasas saturadas reduciría la calidad y cantidad del esperma

La dieta también puede influir en la infertilidad masculina: existe evidencia de que una dieta rica en alimentos con grasas poliinsaturadas omega 3 pueden mejorar la calidad del esperma, mientras que, por el contrario, alta en grasas saturadas, la reduce.

Los problemas para concebir, tanto en la mujer como en el hombre es un problema cada vez más frecuente en las sociedades actuales, y suelen estar relacionados con malos hábitos de vida, como es el tabaquismo, el abuso del alcohol y, también, una dieta rica en grasas y pobre en nutrientes.

Para analizar esta última relación, un equipo de investigadores del Hospital de Massachusetts -referente a nivel mundial en la temática- interrogó a hombres sobre su dieta y analizó muestras de su semen.

De este modo, lo profesionales pudieron comprobar cómo una alimentación alta en grasas saturadas estaba vinculada con una mala calidad de los espermatozoides, y una más baja producción de ellos: presentaban hasta un 35 por ciento menos de esperma que los hombres que se alimentaban mejor.

Pero además, del análisis se desprendió que, contrariamente, los hombres que consumían más grasas de las llamadas saludables, omega 3, presentaban un 2 por ciento más de concentración de espermatozoides.

Si bien los investigadores coincidieron en que hacen falta más investigaciones al respecto, es cierto que estos resultados sirven para poner en aviso sobre el alto consumo de grasas -y el tipo- y su vinculación con la infertilidad -calidad y cantidad de espermatozoides-.

Así también, y como se ha encontrado en otros trabajos, una dieta con altos niveles de antioxidantes (vitamina E, C y betacaroteno) es de beneficio, ya que incrementa la movilidad de los espermatozoides.

Conviene entonces incorporar carbohidratos integrales, frutas cítricas y legumbres rica en zinc (como las judías rojas y blancas), así como alimentos con alto nivel de betacarotenos (zanahorias, calabaza, duraznos, etc.) y de ácidos grasos poliinsaturados.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz