Infelicidad, mayor riesgo de cáncer en la edad madura

Ya se sabe que nuestros pensamientos y la forma en que tomamos las circunstancias de nuestra vida tienen mucho que ver con nuestro bienestar y estado de salud en general, ahora la ciencia ha dado otro paso hacia esta dirección: la manera en que se vive puede influir en las posibilidades de desarrollar cáncer, sobre todo, después de los 65 años.

Un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Duke (Estados Unidos) encontró que la infelicidad también puede aumentar el riesgo de cáncer en la vejez. Se sabe que hay varios factores que aumentan estos riesgos, y en gran medida, como el tabaco y el sedentarismo, pues bien,tener un ánimo amargo también debería sumarse a este listado.

Alrededor del 80 por ciento de los casos de cáncer se diagnostican entre los adultos mayores, y más del 80 por ciento de los factores de riesgo conocidos son potencialmente prevenibles“, afirmó uno de los responsables del estudio, Igor Akushevich, científico del Centro para la salud de la población y el envejecimiento de la Duke.

Al respecto, los investigadores destacaron la importancia de conocer y comprender los factores de riesgo del cáncer para permitir a los profesionales de la salud realizar las recomendaciones oportunas a sus pacientes mayores sobre cómo disminuir sus probabilidades de desarrollar tumores en el futuro. De cualquier modo, los expertos aseguraron que aún quedan análisis por hacer para poder obtener resultados concluyentes.

En este último estudio en particular, los profesionales tomaron una muestra amplia de pobladores de los Estados Unidos y encontraron contribuciones notables de muchas variables de estilo de vida, de conducta y demográficas que influyen en el riesgo de desarrollar cáncer de mama, pulmón, colon y próstata entre los adultos mayores.

“Como se esperaba, observamos asociaciones por fumar cigarrillos al cáncer del pulmón. Las actividades físicas moderadas pueden reducir el riesgo de cáncer, al igual que una estrategia cuidadosa de seguro de atención de salud, e, hipotéticamente, un optimismo general en la vida”, apuntó Akushevich.

Al contrario de estudios anteriores, el uso de alcohol no se relacionó con el riesgo de cáncer. Esto podría deberse a que el alcohol era usado sólo moderadamente por los mayores participantes de este estudio.

“Otras asociaciones interesantes son el mayor riesgo de cáncer de mama entre las mujeres que temen acudir al médico para investigar problemas de salud, y un menor riesgo de cánceres de mama y pulmón entre los que nunca pierden los estribos”, señaló Akushevich.

“Un vistazo general de los resultados llevan a una hipótesis de que el riesgo de cáncer aumenta entre los individuos que no se sienten completamente felices en distintos aspectos de sus vidas”, añadieron los expertos en su trabajo.

 Vía Medlineplus 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz