Infecciones vaginales: síntomas y formas de prevención

Alimentos y trucos para un vientre más plano 1

Las infecciones vaginales pueden ser realmente muy molestas, y casi ninguna mujer está libre de sufrirlas en algún momento. Si bien es cierto que muchas de ellas se ocasionan a partir del contacto sexual, también es cierto que esta causa no es única y que también pueden deberse a otras, como el uso de un baño público o el uso de una toalla sucia, entre otras.

Es importante estar atenta a este tipo de trastornos y tomar las medidas necesarias para prevenirlas y, llegado el caso, seguir el correcto tratamiento para eliminarlas. En esta ocasión, te contamos algunas pautas para detectarlas a tiempo.

Síntomas más frecuentes

-Olor vaginal.

-Picazón vaginal.

-Ardor y molestias.

-Dolor al orinar o al tener relaciones sexuales.

-Flujo abundante, que puede ser de color verdoso, amarillo, rosado o blanco, con o sin olor fuerte.

Ante cualquiera de estas señales deberías estar atenta, ya que podría estar dando cuenta de una infección vaginal. Una vez detectada, será importante comenzar el tratamiento de inmediato para evitar se convierta en un problema mayor.

¿Cómo prevenir?

Toma en cuenta los siguientes consejos para prevenir las infecciones vaginales:

-Usa ropa interior de algodón: la ropa de algodón es la más benigna para tu zona íntima, de modo tal que se mantenga seca y protegida. Esta tela ayuda a absorber mejor la humedad, el ámbito favorito para la proliferación de hongos.

-Higiene adecuada: esencial serán una adecuada higiene de la zona, en este sentido, recuerda utilizar un jabón neutro que no altere el pH vaginal. Además, recuerda siempre higienizar de adelante hacia atrás, para evitar así que gérmenes presentes en el año puedan ingresar a la vagina e infectar.

Procura evitar jabones perfumados, talcos con fragancia, baños de espuma y similares ya que pueden alterar la flora vaginal.

-Evita el uso de ropa muy ceñida: los jeans o shorts demasiado pegados al cuerpo forman un ambiente cálido y húmedo, ideal para la formación y proliferación de bacterias y levaduras. Se debe procurar utilizar ropa suelta o con algún tipo de ventilación, como el caso de las faldas, y de materiales ligeros y que permitan la ventilación.

-Seca correctamente tu zona íntima: como ya se dijo, la humedad es el ambiente perfecto para que se desarrollen y proliferen los hongos y demás microorganismos, por ello será muy importante secar bien la zona íntima antes de ponerse cualquier tipo de prenda.

-Evita las duchas vaginales: lavar el interior de tu vagina con cualquier tipo de líquido puede destruir las bacterias “buenas” que protegen la vagina y previenen las infecciones. Esto no hace más que aumentar el riesgo de sufrir infecciones y, de volverte más vulnerable ante una enfermedad.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz