Identifican componentes anti cáncer en el aceite de oliva

olive-oil-bottle-sm

Los polifenoles llamados lignanos y secoiridoides presentes en el aceite de oliva virgen extra serían los componentes más efectivos contra el cáncer de mama, de acuerdo a un reciente hallazgo de un grupo de investigadores del Instituto Catalán de Oncología y la Universidad de Granada.

Según los científicos, estos compuestos actuaron inhibiendo el gen cancerígeno HER2 en células de cáncer de mama humanas, analizadas en cultivo.

No es la primera vez que se afirma sobre los beneficios del aceite de oliva virgen en cuanto a su acción de protección y prevención contra el cáncer. Estos efectos benéficos están relacionados con los fotoquímicos presentes en este tipo de aceites vírgenes.

En este estudio en particular, cuyos autores principales son Javier Menéndez, del Instituto Catalán de Oncología, y Antonio Segura Carretero, de la Universidad de Granada, se halló por primera vez que los principales fenoles complejos del aceite de oliva virgen extra suprimen la expresión excesiva del gen cancerígeno HER2 en las células del cáncer de mama, en un grado considerable.

Estos compuestos están presentes en mayor medida en el aceite de oliva extra virgen ya que éste es extraído a través de la presión de las aceitunas sin utilizar calor o tratamientos químicos, métodos que provocan una pérdida importante de los fotoquímicos naturales de las uvas.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de científicos separó el aceite en mínimas partes y las evaluó frente a las células del cáncer de mama en experimentos de laboratorio. Todas las muestras de aceite que  contenían los principales polifenoles del aceite extravirgen, lignanos y secoiridoides, inhibían de forma eficaz el gen HER2.

De cualquier modo, los investigadores advirtieron que aún es prematuro aplicar estos resultados de laboratorio a una situación humana, ya que “los fotoquímicos activos, como lignanos y secoiridoides, mostraron efectos tumoricidas contra las células de cáncer de mama en cultivo a concentraciones que son improbables de lograr en la vida real con el consumo de aceite de oliva”.

De cualquier modo, según señalan los científicos españoles, estos descubrimientos, junto con el hecho de la seguridad en humanos de estos componentes probada por el consumo continuado de aceitunas y de aceite virgen extra, sugieren que estos polifenoles podrían proporcionar una plataforma segura y excelente para el diseño de nuevos fármacos anticancerígenos.

Estos resultados salieron publicados en la última edición de la revista Biomed Central.

Vía LaRazón.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz