Ideas para sacarle el máximo provecho posible al limón

limones

Cáscara

Además de poder utilizar la cáscara para dar sabor, por ejemplo, a un budín o bizcocho, la piel de este cítrico se puede emplear para aromatizar aceites, marinados o incluso el azúcar o la sal.

El primer paso será lavar bien los limones, y con un rallador fino raspar su cáscara, procurando rallar sólo la parte amarilla y no la blanca, que ya ésta tiene un fuerte sabor amargo.

Luego, se coloca sobre una bandeja de horno con un silpat o papel adecuado y se hornea al menos por unas dos horas, a 100ºC. El resultado será una arenillas de limón. Se recomienda pelar al menos uno o dos kilos de estos cítricos para obtener buena cantidad. Se puede emplear en:

Para aromatizar azúcar o sal, la proporción es de 8 gramos de cáscara de limón seca por cada 100 gramos de producto.

Para aromatizar aceite de oliva, unos 10 gramos de limón por cada 250 ml de aceite (se debe dejar reposar antes de usar).

Lo cierto es que este polvo de limón se puede emplear para reforzar el sabor de cualquier otro aderezo, o receta, por ejemplo, para realzar el gusto de las mayonesas o vinagretas, en aliños para carnes, etc.

Mermeladas

Las mermeladas de limón (que suele combinarse con albaricoques, peras o con jengibre) es otra sabrosa y aromática posibilidad. De sabor cítrico agradable se puede usar para untar las tostadas, para postres o incluso para acompañar otros platos, salados.

Desglasados

También se suele utilizar en la preparación de pescados o aves: se utiliza el jugo de limón para rescatar los jugos del asado y, después, se liga con un poco de nata de cocinar para elaborar una suave salsa cremosa.

Repostería

En la repostería el limón también está muy presente: se utiliza tanto la cáscara del limón como su zumo para elaborar sorbetes y granizados, como acompañante en la cocción de otras frutas, como parte aromatizante en cremas pasteleras, para aromatizar bizcochos y galletas, para hacer mousse, entre otras posibilidades.

En zumos y con frutas

El jugo del limón tiene una interesante cualidad: su acidez evita que otras frutas se oxiden (y se pongan marrones o negras) en contacto con el aire, por lo que suele emplear para mantener con buen aspecto ensaladas de frutas o macedonias. Además, con él se podrán preparar limonadas u otros zumos de frutas, en los que su sabor complementará el gusto dulzón de las naranjas, las manzanas, las fresas o las cerezas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz