Ideas naturales y caseras contra el dolor muscular

Ideas naturales y caseras contra el dolor muscular 1

¿Te has sobrepasado con el ejercicio? ¿Estás muy cansado o has adquirido una mala postura que repercutió en tus músculos? Entonces prueba con las siguientes sugerencias para lograr alivio y un mayor bienestar. Desde los consejos de la abuela hasta recomendaciones de nuestros días, estas ideas te podrán ser de ayuda.

Masajes con aceites

Seguramente una buena sesión de masajes te ayudaría mucho. Pero si no está en tus posibilidades, quizás podrías hacerte tú mismo (o pedirle a tu compañero de vida) unos masajes con aceites esenciales en la zona dolorida.

Se aconseja usar una mezcla de aceite de almendras, aceite de clavo de olor, de jengibre y aceite de nuez  moscada. Se recomienda particularmente cuando el dolor muscular es producto de la actividad física intensa.

Hielo

El tan famoso hielo no se queda atrás: para este tipo de molestias, puedes aplicar frío en la zona, lo que ayudará a reducir la inflamación y a relajar los músculos.

Por el contrario, deberás evitar el calor, ya que si bien puede proporcionarte un alivio, dilatará luego los vasos sanguíneos, aumentará el flujo circulatorio a esa zona, lo que no hará más que generar más hinchazón y dolor.

Romero

Para la inflamación muscular, unas hojitas de romero pueden ayudar. Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias muy efectivas para estos casos.

Prepara una mezcla con 30 gramos de romero y coloca en un frasco con agua hirviendo, cubre y dejar reposar durante media hora. Embebe luego un paño limpio con el líquido resultante y aplica en la región dolorida de dos a tres veces al día.

Vinagre de manzana

Cuando se trate de dolor muscular por tensión o cansancio excesivo, nada mejor que preparar un baño de inmersión con agua tibia y dos tazas de vinagre de manzana. Esta sustancia es ideal para ayudar en la distensión muscular.

Pimienta molida

Otro gran remedio casero para tratar el dolor muscular es la pimienta: prepara una mezcla de pimienta molida y aceite de sésamo, y masajea luego con ella en la zona afectada. Notarás los resultados.

Ejercicios de elongación

Una serie básica de ejercicios de elongación y estiramiento te será de gran ayuda en estos casos, para mejorar el estado de los músculos doloridos. Sólo asegúrate antes de hacerlo, de que no haya ninguna lesión, ya que si así fuera la elongación podría empeorar la situación.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz