Ideas y cambios en la dieta para un mejor verano

Ideas y cambios en la dieta para un mejor verano 1

En verano, es posible seguir comiendo rico y natural, sólo habrá que asegurarse de beber más líquidos y comer más fresco, y cuidar las calorías ingeridas para no ganar peso, ni hacer desajustes con el colesterol ni el azúcar.

Te compartimos en este post de Vitadelia algunos consejos para comer mejor y sumar más salud, sabor y frescura a tus días de calor.

Ensaladas, más variadas y de calidad

Si bien el consumo de ensaladas es esencial, y más en verano, que apetece más por lo refrescantes, procura que no sea sólo lechuga y tomate. Procura incluir también otras hortalizas, como zanahorias, patatas, berenjenas, pepino, brócoli cocido y todo lo que se te ocurra. También puedes sumarles legumbres, en cualquiera de sus variedades.

Legumbres

Relacionado con el consejo anterior, no dejes de sumar lentejas, garbanzos, frijoles y legumbres en general. Si bien en verano, con el calor, quizás no te dé para comer un guiso, siempre podrás consumirlas en ensaladas o en platos fríos. Recuerda que su consumo semanal, al menos dos veces, es casi obligado. Las legumbres aportan proteínas vegetales de calidad y otros nutrientes.

Sopas frías

Las sopas frías son una buena alternativa para el verano: cremas frías, o sopas más livianas de perejil, albahaca o cualquier otra hoja verde. Tambiéns e pueden preparar ligeras sopas frías con guisantes o alubias rojas.

Barbacoas vegetarianas (o de pescados)

Las barbacoas son un buen motivo para encontrarse en verano: en familia o con amigos, pueden ser un buen pretexto. Para salir de lo habitual y deleitar a los invitados con algo más original y saludable, una buena opción es el preparar una barbacoa vegetariana (calabacines, pimientos, verduras carnosas, etc.). También se pueden poner a la parrilla pescados, variedades magras, o langostinos y gambas.

Incluso se puede poner en la barbacoa frutas, y tener un postre o una original guarnición dulce.

Helados naturales de frutas

Las frutas frescas siempre son una opción natural y nutritiva, pero si tienes pequeños en la familia, el quizás ofrecerles helados de frutas naturales en vez de otras versiones de crema, más grasas y calóricas, sea una buena idea.

Puedes elaborarles de forma casera y sencilla helados, granizados o batidos de frutas de temporada, como cerezas y fresas, melocotón o duraznos.

Té frío

El té frío (con limón) puede ser un excelente aperitivo entre horas, o incluso un postre. En cualquiera de sus tipos, negro, rojo o verde, el té frío resulta altamente refrescantes y es ideal para calmar la sed y hacer frente a los días calurosos de verano.

Si deseas, también puedes probar con otras variedades frías de infusiones: manzanilla, mezcla de hierbas, tilo, tés frutales, etc.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz