Huevos: consejos para su consumo adecuado

huevos para la salud

Los huevos son uno de los alimentos que más presencia tienen en nuestra dieta. Los consumimos de todo tipo de maneras y nos encanta utilizarlos tanto en plato principal como de acompañamiento en otro tipo de recetas. Pero siempre hemos pensado que su consumo en exceso significaba un problema muy serio para la salud. Es decir, es algo que seguro que os suena y que alguien de vuestra familia os habrá repetido en numerosas ocasiones. ¿Pero es algo real o solo un mito? ¿Qué se esconde detrás de la obligatoriedad de consumir solo una pequeña cantidad de huevos a la semana? Nosotros hemos decidido profundizar en ello para llegar a una conclusión definitiva acerca del consumo adecuado que debemos hacer de los huevos.

Huevos: derribando mitos

Han tenido que pasar nada más y nada menos que 15 años, para que una investigación fidedigna haya destruido en su totalidad el mito sobre los huevos. Si lo miramos de una manera determinada significa que hemos pasado 15 años de nuestra vida comiendo un máximo de 3 huevos a la semana cuando, en realidad, podíamos consumir una mayor cantidad sin que supusiera un riesgo para nosotros. ¡Qué terrible calamidad! Porque más de una vez nos hemos encontrado con ganas de huevo y debido a que ya los habíamos consumido en días anteriores hemos tenido que evitar este alimento. No obstante, como decimos, los tiempos en los que nos preocupábamos por eso han terminado.

Un estudio liderado por varios especialistas del mundo entero, con participación de universidades de España y Estados Unidos, ha llegado a la conclusión de que los huevos no son un alimento que nos pueda producir ningún tipo de problema si estamos sanos. De un plumazo se borra cualquier tipo de duda que existiese acerca de si los huevos podrían afectar a nuestra salud cardiovascular. Y el ejemplo no nos lo ponen con el modelo de que comamos 3 huevos a la semana, sino con un ejemplo que supone que comamos un huevo al día. Así que a partir de ahora deberíamos relajarnos muchísimo más cuando nos apetezca comer huevo.

Por otro lado, el consumo de huevo bajo estas directrices no solo es posible sin que exista repercusión, sino que los estudios con personas que sufrían hipercolesterolemia ha sido muy esclarecedor, al ayudar la yema de huevo a la reducción de sus niveles de colesterol. Los diabéticos tampoco se tienen que preocupar por el consumo de huevos. En varios estudios que se han realizado para ver si este alimento afectaba a los lípidos, la glucosa o el colesterol de los diabéticos, se llegó a la conclusión de que las personas con esta afección no tenían nada que temer con el consumo de huevo. Gracias a estos resultados todo está cambiando de manera acelerada sobre lo que significa el introducir los huevos en nuestra dieta.

huevos en la dieta

Recomendamos el consumo diario

Imaginad si han cambiado los tiempos que ahora la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria) ha decidido que el huevo debe estar en el consumo diario de todas las personas. Está en lo más alto de la pirámide alimenticia y se recomienda tomar este alimento proteico siempre que sea posible. El descubrimiento ha permitido que los nutricionistas también le den una vuelta de hoja a lo que opinaban sobre los huevos, convirtiéndolos en el plato estrella y buscando los beneficios de su ingesta. Se llega a la conclusión de que el consumo de huevos beneficia de una manera directa a muchos de los órganos de nuestro cuerpo, favoreciendo también el día a día en diferentes aspectos internos. Es lo que ocurre con la desnutrición, la cual ahora se puede combinar de manera muy especial gracias a los huevos.

Otro grupo de la población que debería aumentar la cantidad de huevos consumida es la tercera edad. Se ha descubierto que introducir al menos un huevo al día en la dieta puede ayudar a combatir deficiencias en el cuerpo que llevan a sufrir enfermedades tan serias como la demencia senil o el alzheimer. El huevo proporciona al organismo colina, luteína y otros nutrientes que benefician en la lucha contra el progreso de estas terribles enfermedades que se sufren al llegar una edad avanzada. Otra ventaja que proporcionan los huevos está vinculada con el aumento de zeaxantina, que tiene efectos positivos para la vista de las personas mayores.

Llegados a este punto lo podemos decir más alto y en negrita si así lo queréis, pero está muy claro cuál es el punto de vista definitivo al que ha llegado el entorno de la salud en este año 2016. Y no es otro que los huevos son de consumo recomendable, tienen propiedades muy beneficiosas y se convierten en un alimento que debe estar presente en la dieta de todas las personas, tanto jóvenes como mayores. Así que felicidades, ya no tenéis que conteneros cuando os apetezca comer huevo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz