Hortalizas fritas en aceite de oliva virgen para mayor poder antioxidante

Alimentos para controlar tu diabetes: aceite de oliva (parte II) 1

Si bien siempre se está aconsejando cocer al vapor o al horno las verduras, para evitar tanta pérdida de nutrientes y agregarles calorías extras innecesarios, según un reciente estudio de la Universidad de Granada, el freírlas en aceite de oliva también puede ser una buena alternativa para sumarles más compuestos fenólicos beneficiosos y, por ende, acción antioxidante sobre el organismo.

La sugerencia es freír en aceite de oliva extra virgen cualquiera de las hortalizas más consumidas en la dieta mediterránea que permitan dicho proceso de cocción, como son las patatas, batatas, calabazas y zanahorias.

Según el artículo publicado en la revista Food Chemistry, estas verduras cocidas de tal forma aumentan su capacidad antioxidante y contenido de compuestos fenólicos, que actúan en la prevención de patologías crónico degenerativas, como el cáncer, la diabetes o incluso la degeneración macular.

El objetivo del trabajo era, precisamente, determinar el efecto de los distintos métodos posibles de cocción culinaria sobre la capacidad antioxidante y el contenido total de compuestos fenólicos resultantes en las hortalizas más consumidas en la dieta mediterránea.

Para realizar el estudio, los investigadores diseñaron un experimento en el que cocinaron porciones de 120 gramos de cubos de patata, calabaza, tomate y berenjena sin semillas ni piel. Las hortalizas fueron fritas y salteadas en aceite de oliva, así como hervidas en agua o en una mezcla de agua y este aceite vegetal virgen.

Los experimentos fueron controlados para garantizar todas las condiciones de procesamiento, y se mantuvo constante la proporción entre el vegetal y el medio de cocción, según las recetas tradicionales españolas.

Lo cierto es que tras sus ensayos cuidados, los investigadores pudieron determinar que con la fritura en aceite de oliva extra virgen las hortalizas obtenían un mayor porcentaje de fenoles -por la transferencia del primero a las segundas-, lo que aumentaba así su poder antioxidante y nutritivo.

Por tanto, podemos afirmar que la fritura es la técnica que produce mayores incrementos asociados en la fracción fenólica, lo que supone una mejora en el proceso de cocinado, aunque incremente la densidad calórica de los alimentos a causa de la cantidad de aceite absorbido”, destacó uno de los autores y líderes del trabajo español.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz