Hipopresivos, beneficios sorprendentes para después del parto

Hipopresivos tras el parto

Uno de los objetivos principales que tenemos las mujeres es lucir un vientre plano sin que tengamos ni un gramo de grasa. A todas nos encantaría tener un abdomen perfecto pero no es tan fácil conseguirlo. Lo ideal es realizar ejercicios físicos a diario como hipopresivos, llevar una dieta equilibrada y evitar sustancias que puedan ser perjudiciales para nuestro organismo. Haciendo esto deberíamos lograr nuestro objetivo pero nuestro cuerpo no siempre va a presentar el mismo aspecto.

¿Qué ocurre con nuestro abdomen después de haber estado embarazada? Una vez que ha finalizado el parto la barriga presenta una forma distinta a la que nos tenía acostumbradas. Por ello si queremos igualmente volver a nuestro estado natural de una forma más rápida tendremos que llevar a cabo unos ejercicios específicos si nos encontramos en esta situación. Hablamos de los hipopresivos. Y estos van a ser muy beneficiosos si ya hemos tenido nuestro bebé y deseamos tener de nuevo el vientre completamente plano.

Hipopresivos después del parto

Los hipopresivos son unos ejercicios estupendos para tonificar nuestro abdomen en la época del posparto. Hay que tener en cuenta que en el momento que damos a luz la barriga es diferente, la piel se ha estirado y la musculatura ha sufrido bastante debido al esfuerzo que hemos tenido que realizar, así como a los 9 meses anteriores en los que hemos llevado dentro a nuestro bebé. Además el embarazo y el parto afectan igualmente al suelo pélvico, que se ve desviado por las contracciones y la dilatación de los huesos. A este fenómeno se le denomina diástasis y se refiere a la separación de esta zona al parir, lo que reduce notablemente las funciones específicas de las paredes abdominales, trayendo consecuencias negativas no solo a nivel estético sino también fisiológico.

Nuestro cuerpo sufre con el parto, pero la mente también y no son pocas las mujeres que presentan una leve depresión tras haber tenido a su bebé. Todas estas cosas podemos evitarlas si llevamos a cabo una planificación deportiva en la que incluyamos los ejercicios hipopresivos. Pero no debes abusar de ellos, puesto que nuestro cuerpo está más débil que antes. Recuerda que no nos encontramos dentro de nuestra forma natural y no se deben hacer justo después del parto, hay que esperar unos meses para dejar que el útero vuelva a su posición inicial. Lo ideal es que comiences a realizar estas actividades una vez que hayan pasado los primeros tres meses tras haber dado a luz, llegado este momento no des más de dos clases diarias. Si sigues estos consejos en 6 o 7 meses volverás a lucir ese abdomen que tenías anteriormente.

Los beneficios de los hipopresivos

Los ejercicios hipopresivos son fundamentales si queremos recuperar nuestra forma. Pero también son muy beneficiosos para afrontar esta nueva etapa en la que presentamos cambios constantes en casi todos los aspectos de nuestra vida. Tener un bebé provoca modificaciones en nuestro cuerpo, en la mente y además en las necesidades fisiológicas. Por este motivo llevar a cabo este tipo de ejercicios va a ayudarnos a que nos recuperemos completamente sin sufrir consecuencias negativas.

Lo primero en lo que nos fijamos a la hora de hacer los hipopresivos es que nos veremos más guapas. El objetivo que nos hemos marcado es tener un vientre plano y esto es mucho más estético que si tenemos la piel arrugada o grasa acumulada en la zona abdominal. Pero no debemos fijarnos solo en el aspecto estético. Ya te hemos comentado que el parto afecta de igual modo al suelo pélvico y una mala postura del mismo puede hacer que padezcamos de incontinencia urinaria. Si queremos evitar este problema los hipopresivos son la mejor solución.

ejercicios después del parto

Hemos hablado del terreno físico y fisiológico pero no podemos olvidar también el psicológico. Seguro que en más de una ocasión has escuchado eso de la depresión posparto. Esto es muy habitual en la gran mayoría de mujeres embarazadas, pero los ejercicios que te proponemos también ayudan a despejar la mente y a sentirnos mejor con nosotras mismas. Además de todas estas cosas los hipopresivos aportan muchos más beneficios, aunque quizá no sean tan importantes. Por ejemplo, si realizas estos ejercicios pausadamente y siguiendo las indicaciones mejorarás bastante la salud de tu espalda, puesto que esta zona también sufre mucho durante el embarazo y el parto.

Es evidente que con estas actividades la recuperación de nuestro abdomen será mucho más rápida y saludable y tonificaremos esta parte del cuerpo tan dañada por los esfuerzos del embarazo. Finalmente, no queremos dejar pasar la oportunidad de comentarte que los ejercicios hipopresivos son unos buenos compañeros para mejorar tu vida sexual. Trabajamos directamente sobre una zona que se utiliza en este sentido, por lo que es una ventaja más añadida que no podemos olvidar. Todo ello convierte estos ejercicios en una actividad imprescindible después de dar a luz.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz