Hipnosis para dejar de fumar, ¿funciona?

Hipnosis para dejar de fumar en mujer

¿Es posible usar la hipnosis para dejar de fumar? Esta pregunta es frecuente entre las personas que tienen adicción por la nicotina y que se han encontrado en numerosas ocasiones sin poder abandonar su particular vicio. En cierto momento de la vida la realidad es que ante el tabaquismo nos planteamos cualquier tipo de solución y la hipnosis puede ser tan buena como cualquier otra. ¿Pero en qué consiste realmente? De eso es de lo que vamos a hablar en este artículo que podría abriros los ojos ante una nueva forma de abandonar el tabaco.

Hipnosis para dejar de fumar: lo básico

Lo importante es que evitéis pensamientos peliculeros en los que penséis que la hipnosis en la lucha contra el tabaquismo consiste en que os hipnoticen de forma que cada vez que vayáis a coger un cigarrillo creáis que estáis agarrando algún tipo de objeto radiactivo. Eso no funcionaría y lo más probable es que dejásemos de fumar, pero acabaríamos con dolores de cabeza bastante constantes, dado que habría algo en nuestra cabeza que estaría siempre en desacuerdo con lo que ocurre.

Por suerte, el proceso de hipnotismo es muy distinto a esto y por eso podemos confiar en él. Varios estudios han concluido, por otro lado, en que se trata del método más eficiente entre las distintas opciones que hay para intentar dejar de fumar. Pero todas las investigaciones concluyen en el mismo factor: para que un proceso de hipnosis como este pueda tener efecto tendremos que contar con el servicio de un profesional de calidad. Ese es el factor que más viene a pesar en la experiencia, que dispongamos del trato de alguien que esté muy bien formado y que sepa exactamente cómo llevar a cabo el proceso de manera exitosa.

¿Cómo es el proceso?

Una vez hemos encontrado un buen profesional (mucho ojo, porque hay cientos y no todos tienen buenas críticas) nos someteremos a un proceso muy efectivo, pero para el cual se recomienda tener paciencia. Lo primero será realizar un análisis de los hábitos del fumador, descubriendo cuáles son sus motivaciones para mantener este hábito, descubriendo también los elementos inconscientes que pueden llevar a fumar. La información y el conocimiento es fundamental para conseguir que una persona deje de fumar y evadirse de cualquier tipo de investigación será un claro motivo para que el proceso fracase. Esto es algo que podéis tener en cuenta a la hora de poner a prueba a un especialista en hipnosis, dado que si insiste en ir directamente a la sesión y no depositar tiempo en conocer el caso del paciente sabrás que no está haciendo un buen trabajo.

Hipnosis para dejar de fumar cigarrillos

A partir de aquí se profundizará en conseguir que el paciente pueda separarse de esa sensación que ha tenido siempre de necesitar el tabaco en momentos específicos, sobre todo cuando tiene un mayor nivel de estrés del habitual. Hay que ser conscientes de este factor para tener capacidad a la hora de saber cuándo nos encontramos con el obstáculo que nos trae de cabeza. La hipnosis tendrá el objetivo de que podamos hacer uso de aquellas fuerzas internas que todos tenemos y que nos servirán para reforzar la motivación que tenemos para dejar el tabaco. Todo lo bueno que quizá estamos bloqueando por el estrés o la adicción, saldrá de nosotros para plantar cara a este práctica que tantos problemas de salud nos puede provocar.

Por supuesto, la hipnosis también va un poco más allá y apoya a los pacientes con apoyos mentales que les sirven de escudo y de soporte. Una de las cosas que sí se puede conseguir con la hipnosis es alterar las sensaciones. Esto significa que si ahora mismo el tabaco, al consumirlo, nos produce una sensación de satisfacción y relajación, la hipnosis podría cambiarlo por algo totalmente opuesto. Por ejemplo, en el momento en el que comenzáramos a fumar quizá tendríamos una sensación similar a la de estar oliendo o saboreando algo desagradable. Todo esto lleva a que poco a poco vayamos olvidándonos del tabaco como recurso de hábito. Poco a poco nos daremos cuenta de que ya no hacemos eso de levantarnos de la mesa de trabajo y coger un cigarro para ir a fumar cada tres horas. Será un cambio que llegará automáticamente sin que tengamos que preocuparnos por ello gracias a la hipnosis.

¿Pero cuánto tiempo necesitamos para abandonar el tabaco con hipnosis? Todo depende de la terapia que haya elegido para vosotros el profesional con el que hayáis contactado. Hay diversas propuestas a tener en cuenta. Es importante que sepamos que no se puede solucionar en una sola sesión, dado que como decíamos es algo para lo cual necesitamos cierta paciencia. En la primera sesión nos ocuparemos de profundizar en el problema y en analizar nuestros hábitos. En situaciones generales la segunda sesión de hipnosis para dejar de fumar servirá para realizar el cambio de hábito, mientras que tiempo después será bueno participar en una sesión de control que evitará que suframos las temibles recaídas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz