Higos, una fruta sabrosa, nutritiva y con sus beneficios

Beneficios de los higos que quizás desconocías 1

Los higos son una buena fuente de azúcares naturales, y siempre serán preferibles a cualquier otra que no lo sea. Se trata de una pequeña y dulce fruta de temporada,  con sus nutrientes y beneficios que la hacen ser una opción para no desestimar.

Muy nutritivos

Es un fruto jugoso y sabroso, típico de la época estival y de principios de otoño, aporta sus nutrientes, entre los que destacan el hierro y el calcio. Entre el 70 y el 80 por ciento de su composición corresponde a agua, y un 12 por ciento aproximadamente a hidratos de carbono, en específico, sacarosa, fructosa y glucosa.

En cuanto a las vitaminas y minerales, además de los mencionados, aporta cantidades significativas de potasio, magnesio, fósforo y zinc. Además de vitamina E, C, A y algunas del complejo B. También es una fruta rica en fibra, por lo que está aconsejado para tratar casos de estreñimiento.

Una alternativa natural diurética y laxante

Por su nivel de agua, el higo es un buen diurético. Una buena idea es incluir en el desayuno de dos a tres de estas pequeñas frutas, acompañados con un yogur blanco, para mejorar el tránsito intestinal.

Los higos también ofrecen una acción cicatrizante y antiinflamatoria que aliviará las paredes del estómago y de los intestinos, y ayudará en caso de pequeñas infecciones. Por todo esto y por su aporte de fibra, como se dijo, su consumo regular contribuirá a prevenir y/o a tratar la constipación.

Valor calórico

No obstante, y más allá de estos beneficios, muchos se rehúsan a su consumo pensando que engordan. Como en todo, la clave está en la medida justa. No pasará nada si consumes entre 3 y 4 higos por día. Ten en cuenta que unos 100 gramos de esta fruta aporta unas 65 calorías, lo que realmente no es mucho. El único cuidado quizá sea para las personas diabéticas (por sus azúcares) y para los que estén bajo un régimen hipocalórico estricto.

De todos modos, será bueno que sepas que, según los endocrinólogos, los higos secos triplican su contenido calórico natural. Por ello, lo mejor será consumirlos frescos. En el primer caso entonces, 100 gramos de higos seco tendrían cerca de 272 Kcal, lo que ya es un valor para no pasarse por alto.

Ahora bien, los higos secos contienen más potasio (850 mg por cada 100 gramos de higo seco), muchas más fibra y magnesio. Al desecarse, sus propiedades esenciales se potencian, pero con ellas se eleva también el nivel de azúcar.

Así pues, en casos de convalecencia, de debilidad física o incluso de anemia, será muy recomendable incluir en nuestra dieta higos secos, por sobre los frescos.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz