Hígado encebollado, beneficios y receta para su preparación

Receta del hígado encebollado

Cuando el médico nos descubre índices bajos de hierro automáticamente nos acordamos de dos productos: las lentejas y el hígado. El problema de este último es que muchos descartan consumirlo por el simple hecho de ser una víscera. Lo que no saben es que este producto de casquería tiene muchos nutrientes aparte del hierro. Es rico en vitaminas, zinc y ácido fólico, el hígado es uno de los alimentos más completos y nutritivos de todos. ¡Y no hay que olvidarse de su peculiar sabor cuando lo cocinamos como hígado encebollado!

La forma más común de consumir este alimento es encebollado, siendo así una de las recetas más clásicas de la gastronomía española. Considerada un plato perfecto para embarazadas y personas que padecen anemia, hoy os daremos la receta para que podáis hacer un gran plato de hígado encebollado. Pero antes de ello queremos que sepáis los beneficios del hígado para nuestro organismo.

¿Cada cuánto es recomendable consumir hígado?

Por desgracia, aunque este alimento es muy rico en hierro, proteínas y vitaminas, no es recomendable consumir hígado de forma diaria o regular. La razón es muy sencilla, el hígado es el órgano del cuerpo que tiene como función depurar y limpiar el organismo de todos los seres vivos. Eso hace que esta carne tan tierna y deliciosa tenga altos niveles de colesterol, lo cual contrarresta sus beneficios si lo comemos de forma habitual. Además, el hígado está considerado una carne roja y como ya sabéis, es mejor limitar el consumo de esta a una o dos veces por semana. Lo mismo ocurre con el hígado, el cual se recomienda no comer de forma regular para evitar así elevar el colesterol y provocar dolencias cardíacas por culpa de ello.

¿De qué animal consumir el hígado?

Todo depende de la presentación y sabor que busquéis. Toda la casquería tiene un sabor similar pero con pequeños matices entre animales. Por ejemplo, los hígados de pollo tienen un sabor muy suave comparado con la intensidad del hígado de res, a la vez que estos son más duros que el hígado de conejo. No existe un hígado mejor o peor, simplemente hay pequeños matices que dependen del gusto de cada uno.

Hígado encebollado de pollo

La única gran diferencia a la hora de escoger hígado de origen de uno u otro animal es la presentación que se le quiera dar. Hay personas a las que les gusta presentar el producto entero y que el comensal lo corte a trozos, mientras que otros prefieren comerlo en forma de filetes y otros a taquitos. Como es evidente, el hígado de res no es apto para comerlo de una sola pieza. Y lo mismo ocurre con el pollo, conejo y pato, los cuales no pueden consumirse en forma de filete. Esto hace que se genere la misma duda que con la del sabor, llevando a que la única respuesta válida sea: el mejor formato es el que más os guste a vosotros. No importa si lo consumís en forma de filetes o en tacos, los nutrientes y el sabor seguirán siendo los mismos.

Receta para su preparación

Los ingredientes para hacer 4 raciones de hígado encebollado son los siguientes:

  • 1 kilo de hígado (al gusto)
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Su elaboración es muy sencilla y rápida a diferencia de lo que puede parecer a simple vista. El primer paso es picar bien finito el ajo y cortar las cebollas a rodajas para luego meterlos juntos en una olla con abundante aceite para dejar que la cebolla y el ajo se pochen a fuego medio.

Una vez la cebolla tiene un color dorado es momento de meter el hígado para luego salpimentar y dejar que se fría un poco antes de echarle un chorrito de vino blanco, dejando que este se evapore. Luego echamos un chorro de agua para, finalmente, dejar que el hígado se termine de hacer a fuego medio. Un truco para saber si está hecha la carne es pinchándola con un tenedor. Si está tierna es que ya está lista para ser servida junto un gran pedazo de pan, ya que la salsa de este plato de hígado encebollado es tan deliciosa que es inevitable mojar en ella.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz