Haz tu propia mascarilla en casa con ingredientes que tienes en tu despensa

Haz tu propia mascarilla en casa con ingredientes que tienes en tu despensa 1

El uso de una mascarilla de cacao es ideal para mantener la piel radiante y de aspecto mucho mas joven de una manera natural. El cacao es excelente para la piel y proporciona fuertes beneficios que son antioxidantes que combaten los radicales libres que causan el envejecimiento prematuro. Los fravonoles del cacao ayudan a mejorar la textura de la piel y la hidratación, además contiene minerales que promueven el crecimiento celular y la reparación de tejidos.

Este tipo de mascarilla incluye otro ingrediente fundamental que es el yogurt, la harina de avena y miel. Por su parte, el yogurt es un buen hidratante y tiene propiedades antienvejecimiento que ayudan a alisar la piel áspera, añadiendo un brillo juvenil, también contiene acido láctico que exfolia suavemente la piel, cierra los poros, reduce manchas de la piel y sana la piel que es bronceada.

La avena es otro de los ingredientes increíbles que promueve una piel suave y lisa mientras que limpia los poros, absorbe el exceso de grasa de la piel y debido a sus aponías funciona como un gran exfoliante para eliminar las celular muertas de la piel y las bacterias que causan el acne, también ayuda a mantener el PH de la piel.

Los numerosos beneficios de la piel de la miel la hacen una excelente opción para cualquier receta de cuidado de la piel ya que ayuda a retener la humedad y promueve un cutis resplandeciente, además sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas alivian y protege la piel que es propensa al acne.

Para realizar esta mascarilla necesitaras: una cucharada de cacao en polvo sin azúcar, dos cucharadas de yogurt descremado, una cucharada de harina de avena en polvo y una cucharada de miel. Al momento de preparar la mascarilla tienes que mezclar en un tazón muy bien todos los ingredientes hasta que se integren bien, luego aplicas la mascarilla en la cara recién lavada y dejas actuar entre 15 a 20 minutos. Retira la mascarita con una servilleta de papel, enguada con agua tibia y después seca.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocio Sollier

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz