Hay una salida a la adicción a las drogas

Hay una salida a la adicción a las drogas 1


El consumo de drogas y sustancias prohibidas está extendido por todo el mundo. La humanidad consume drogas y sustancias ilegales desde hace miles de años. En la actualidad existen adicciones a sustancias que, aun siendo legales, pueden generar gravísimos problemas de salud y sociales, en el entorno familiar o en el profesional.

No todas las drogas son sustancias ilegales, algunas de ellas como el tabaco o el alcohol pueden provocar graves enfermedades e incluso la muerte. El alcoholismo por ejemplo puede acabar con la estabilidad de una familia o una carrera profesional.

Los estados cuentan con programas y entidades de carácter público que ayudan a tratar estas adicciones y fomentan planes educativos para hacer llegar a jóvenes y adolescentes los problemas que pueden causar la ingesta de estas sustancias. Por desgracia en España, los índices de consumo de cocaína, heroína, narcóticos o cannabis siguen aumentando año tras año.

No todas las adicciones están consideradas igualmente peligrosas, el consumo de cannabis goza de cierta buena publicidad, debido a que se le considera una droga blanda y en determinados escenarios puede ser consumida por prescripción médica. En cualquier caso, los centros de desintoxicación también tratan estos problemas, un ejemplo es Help Acciones, en Help Acciones asesoran a los enfermos sobre como dejar de fumar hachis o marihuana

¿Cómo desengancharse de las drogas?

Dejar de consumir drogas es un proceso muy largo y complejo. Para empezar, el consumidor o la consumidora debe reconocer el problema, para ello hace falta fuerza de voluntad y mucho compromiso. En todo este proceso, nunca hay que abandonar al enfermo, los drogadictos son de alguna manera enfermos, por ello los centros de desintoxicación y tratamiento ofrecen consejos para familiares de drogadictos y trabajan de manera paralela con ellos.

Habitualmente, los tratamientos de desintoxicación incluyen cuatro fases. La primera es la propia fase de desintoxicación, que consiste en que el paciente deje de tomar las sustancias a las que es adicto. Este proceso se realiza bajo supervisión médica y con ayuda de medicación de apoyo para evitar el síndrome de abstinencia.

El siguiente paso es la deshabituación. Ocurre cuando un consumidor abandona la sustancia a la que es adicto y cambia sus hábitos hacia otros que mejoren su integración en el entorno familiar y que le proporcionen mejor calidad de vida.

La tercera fase es la rehabilitación. Durante el proceso de adicción, los consumidores van perdiendo de manera continua facultades o aptitudes, en esta fase, el paciente comienza a recuperar estas facultades gracias a la ayuda de terapias y el apoyo del centro.

Por último, la fase final es la reinserción. Es, quizás, la etapa más compleja, se produce ya fuera del centro y en ella el paciente debe ser capaz de recuperar su vida familiar y profesional. Los centros de recuperación ofrecen seguimiento hasta que se alcance la reinserción total.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz