¿Hacer ejercicio nos hace inmunes ante ciertas enfermedades?

ejercicio

Nadie duda de los beneficios que conlleva realizar ejercicio a diario. Para hacer un breve resumen, podemos decir que algunos de sus beneficios son: mejora nuestro estado de ánimo, nuestra salud sexual, nos ayuda a adelgazar

La práctica regular de actividades físicas sobre el organismo humano, se relaciona ahora con la inmunidad, es decir, la potencial predisposición o defensa contra las enfermedades. El ejercicio físico puede mejorar o deteriorar el estado inmunológico del organismo dependiendo, fundamentalmente, de la intensidad con que se lo practique.

¿Mejora o deteriora el sistema inmune?

Por un lado, el entrenamiento crónico -basado en planes de ejercicio de intensidad moderada y regular- parecen mejorar el sistema inmune. Por otro lado, los ejercicios de alta intensidad parecen empeorar, por ejemplo, la resistencia de las enfermedades menores de las vías respiratorias altas.

El número de células inmunológicas no cambia durante el ejercicio leve a moderado, pero la exposición a periodos prolongados de ejercicio intenso podría derivar en un deterioro de los parámetros inmunológicos. Por ejemplo, logra un pronunciado aumento y función de los glóbulos blancos, una alteración de los niveles de inmunoglobulinas y, posiblemente, de la actividad de las células citotóxicas asesinas que posee el cuerpo humano naturalmente.

¿Qué sucede con los atletas?

Los atletas no son clínicamente inmunodeficientes, por este motivo, las estrategias de prevención plantean el compromiso de evitar el sobreentrenamiento. Ésto incluye: disponer de adecuados periodos de descanso y recuperación durante los entrenamientos y luego de la competencia, además, tener una buena alimentación con altos contenidos de vitamina C y de 2 aminoácidos como son la glutamina y la arginina, componentes básicos de las proteínas.

¿Por qué le pasa ésto al cuerpo?

El ejercicio intenso induce a una disminución de la circulación plasmática de la glutamina.Esta sustancia es considerada una de los aminoácidos más importantes cuando el cuerpo está sometido a situaciones como traumatismos, cáncer, sepsis (infecciones bacterianas) y quemaduras.

Es por tanto fundamental asegurar el aporte de este aminoácido en cantidades suficientes para cubrir su demanda fisiológica.

Los mayores beneficios de la actividad física están relacionados con una dosis equilibrada de ésta.

Vía: todofitness.com, codeconutrilife.com

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz