Glúteos perfectos, recomendaciones y ejercicios

Glúteos perfectos

El verano ha comenzado y nos damos cuenta de que ya estamos buscando esos glúteos perfectos con los que siempre hemos soñado. Queremos lucir, porque podemos hacerlo, pero para lucir hay veces en las que antes hay que esforzarse y adoptar unas prácticas de ejercicio que nos permitan alcanzar los resultados más adecuados. Hay quien cree que cuando llegamos al mes de julio ya es tarde para empezar a trabajar, pero nosotros preferimos pensar en el verano como un ciclo constante al que todavía le quedan muchas semanas por delante. Y ya sabéis que ahora, con el tiempo estando tan descontrolado, nunca sabemos cuándo acabará el calor y las oportunidades de irnos a la playa a tomar el sol. Así que no perdamos tiempo y veamos qué ejercicios podemos hacer.

Glúteos perfectos, lo principal

Antes de daros las pautas para los ejercicios lo que vamos a hacer es repasar los dos elementos principales que debéis tener en cuenta si estáis buscando el culo perfecto. Lo primero que hay que hacer es ser conscientes de que estamos afrontando un proceso que no tendrá resultados en 24 horas. Eso será imprescindible, dado que uno de los problemas más habituales es que a los pocos días perdamos los ánimos y bajemos el ritmo. Si queremos alcanzar nuestro objetivo tenemos que esforzarnos durante un buen tiempo. Una manera de incentivarnos y de convencernos para seguir adelante es la visualización. Tenemos que pensar en el resultado que deseamos alcanzar, imaginarnos los glúteos que deseamos tener e imaginar que todo es cuestión de que seamos insistentes y que nos esforcemos.

Al mismo tiempo y de manera relacionada con esto, no hay que olvidar la constancia. No podemos flojear en nuestro proceso de entrenamiento, porque a las primeras de cambio seguro que lo hemos dejado o que hemos bajado el ritmo sin conseguir ninguna buena previsión de resultado. Si nos hemos planteado una rutina de entrenamiento hay que seguir con ella durante el tiempo que estimemos necesario o hasta que veamos los resultados que habíamos visualizado antes en nuestra imaginación. Y si algún día tenemos la tentación de abandonar la práctica será mucho mejor que encontremos una forma de reafirmar nuestro compromiso, puesto que un descuido puede llevar a que tiremos al traste todo el trabajo realizado con anterioridad.

Ejercicios para nuestros glúteos

Lo bueno de trabajar los glúteos ideales es que hay muchos ejercicios que podemos hacer. No estamos nada limitados en este sentido y es posible crear rutinas que nos aporten variedad y flexibilidad. A veces es mejor que cambiemos entre distintos ejercicios, puesto que eso evitará que nos cansemos. Además, puede haber algunos que se nos den mejor que otros o que nos gusten más. Por eso hay que experimentar y tener la mente abierta de que comprobemos con esfuerzo cuál es el tipo de movimiento que nos viene mejor a la hora de plantear la forma de ejercitar los glúteos de una manera eficiente.

Nosotros comenzamos recomendando con la elevación de los talones. Normalmente no es lo primero que vais a hacer y existen posibilidades de que si no lo probáis nunca la hagáis. Pero este tipo de elevación es muy útil y aporta mucho al perfeccionamiento de los glúteos. Lo único que hay que hacer es elevar los talones en un proceso continuado que hará que nuestros glúteos se vayan beneficiando del esfuerzo. Los glúteos se levantan y se levantan de manera que se van endureciendo para que poco a poco le podamos decir adiós a cualquier demostración que hayamos tenido previamente de flacidez. Es una buena forma de aportar un descanso tras ejercicios de una mayor intensidad física.

Por ejemplo, esa intensidad la encontraremos en los mountain climbers. No es que os vayamos a hacer que escaléis una montaña, pero os sentiréis como si lo estuvierais haciendo. Este ejercicio es bastante complejo, razón por la cual os hemos puesto un vídeo de demostración en el artículo. Tenéis que intentar repetirlo en series cortas, sobre todo inicialmente, y poco a poco le iréis cogiendo el gusto para poder aumentar la intensidad. Aunque resulta duro, es uno de esos movimientos que os vendrán muy bien, porque hacen mucho efecto en nuestro cuerpo.

Para seguir corriendo sin movernos tenemos el high knees, que como su nombre indica en inglés consiste en que corramos y levantemos las rodillas lo más alto que podamos. Es preferible que nadie os grabe mientras lo hacéis, porque quizá os juegan una mala pasada subiéndolo luego a la red de forma divertida. Pero este ejercicio os hará pasar un buen rato y además el efecto es intenso. Y no nos olvidemos de los steps, que los podemos hacer en casa sin tener que irnos a las escaleras del edificio si tenemos algún tipo de escalón. Es un ejercicio de reiteración que se puede hacer mientras estamos dedicando nuestra atención a cualquier otra cosa, como ver la televisión. Aplicando estos ejercicios ya veréis cómo es posible que tengáis unos glúteos perfectos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz