Genocosmética: claves de la tendencia que cambiará tu vida

Genocosmética para la piel

A medida que pasan los años nuestra piel comienza a presentar un aspecto diferente. La firmeza que teníamos antes se pierde y no se recupera, mientras que también empezamos a notar manchas y las odiosas arrugas que nunca nos dejan de perseguir. Son síntomas de que nuestra piel está envejeciendo. Pero nosotras nos sentimos mejor que nunca y si tenemos una mentalidad joven ¿por qué no vamos a ser jóvenes también por fuera? Por este motivo en el momento en el cual notamos estas imperfecciones comenzamos a utilizar todo tipo de tratamientos para que nuestra piel envejezca de forma más lenta. Muchas veces estos recursos no dan un buen resultado y por eso hoy queremos hablar de una nueva tendencia que sí funciona: la geocosmética.

Genocosmética, un método innovador

Aunque aún no te suene demasiado el término genocosmética seguramente a partir de ahora lo escucharás más a menudo, ya que es una técnica innovadora que está revolucionando el mercado. Se trata de una ciencia que tiene como objetivo acabar con los síntomas del envejecimiento en nuestra piel. Todas las manchas, arrugas o imperfecciones que solemos mostrar en la cara, el escote, el cuello o las manos, desaparecerán por completo gracias a este nuevo invento.

A diferencia de otros tratamientos de belleza, la genocosmética utiliza varios productos que actúan directamente sobre las células de nuestra piel. Muchos estudios han demostrado que los genes que se encuentran en estas células son máximos responsables del estado que presenta la dermis al cabo de los años. De sobra es sabido que las células tienen propiedades regenerativas y que hacen que la piel vuelva a tener el mejor estado al haber sido dañada por algunos factores. Sin embargo, estas propiedades no duran para siempre y cada vez más a las células les cuesta llevar a cabo este proceso. Tanto es así que conforme pasan los años esta función empieza a ser más lenta hasta acabar presentando una célula muerta sin punto de retorno.

Gracias a la genocosmética podemos hacer que este proceso se dilate en el tiempo, ya que su fórmula actúa en el interior de la célula, en la raíz, provocando que la función regenerativa siga su curso muchos años más. ¿Cómo han llegado a esto? Pues los investigadores ha conseguido que los ingredientes que forman parte de esta nueva técnica se introduzcan en el interior de la célula a través de unas cápsulas microscópicas llamadas liposomas. De este modo penetran de forma más fácil en la piel causando un efecto positivo.

Genocosmética de belleza

Una piel más firme y recuperada

Al utilizar los productos genocosméticos lo que vamos a conseguir es tener una piel mucho más cuidada y por supuesto recuperaremos esa firmeza de antaño. No es precisamente una técnica sencilla, ya que se han utilizado 7 factores diferentes para crear el mejor tratamiento anti envejecimiento. El principal producto es la planta Nicotiana benthamiana, de la cual se han extraído varios tipos de elementos de origen vegetal. También en este tratamiento se incluyen células madre de manzana o sustancias con propiedades antioxidantes entre las que nos encontramos algunas muy ricas en vitamina E.

La combinación de todo ello hace que nuestra piel experimente un aumento considerable del colágeno y la elastina y sSe ha comprobado que su efecto puede llegar a ser hasta tres veces mayor. Y además la firmeza de la dermis aumenta en la mayoría de los casos en un 12%, todo ello en apenas un mes de tratamiento. Aunque la genocosmética está ganando en popularidad, hasta ahora el único laboratorio que ha sacado al mercado productos basados en esta técnica es Sesderma. En concreto es la gama Factor G Renew y ya son muchas las famosas que se han apuntado a este nuevo método de belleza, siendo una de las máximas representantes la modelo Nieves Álvarez.

Un tratamiento combinado

Los efectos de los productos genocosméticos son más que evidentes. Las personas estamos constantemente expuestas a factores que provocan estas imperfecciones en la piel como los rayos del sol, las situaciones de estrés o simplemente un cambio biológico. Por este motivo es recomendable contar con un tratamiento de este tipo que nos ayuda a mejorar nuestro cuerpo por fuera y por dentro.

Aunque los productos genocosméticos otorgan unos resultados excelentes, siempre es bueno que los combinemos con una dieta sana y equilibrada, ya que nuestra piel lo agradecerá. De igual modo, debemos incluir alimentos antioxidantes y sobre todo intentar beber mucha cantidad de agua al cabo del día, evitando las sustancias nocivas como las bebidas alcohólicas y el tabaco. Y además, mientras lleves a cabo este tratamiento procura hacerte una limpieza a menudo donde utilices una crema adecuada y un tónico. Con todas estas cosas en pocos días notarás que tu piel luce mucho más joven, con mayor firmeza y luminosidad y además la tendrás siempre hidratada para ayudar a que la geocosmética haga su trabajo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz