Gastritis: qué evitar y con qué reemplazar

La gastritis es un trastorno que afecta a buen número de personas, que se produce ante una inflamación aguda o crónica de las paredes (mucosas) del estómago. Sus síntomas pueden ir desde molestias o náuseas, hasta falta de apetito, ardor y hemorragias.

Las causas alimentarias más frecuentes en relación con la gastritis son el abuso del alcohol, el tabaco y las bebidas particularmente irritantes como el café, té o los refrescos cola, que pueden llevar a una secreción excesiva de ácido chorhídrico en los jugos gástricos.

Veamos aquellos alimentos que, particularmente, deberían evitarse en caso de sufrir de gastritis: todos los que contengan cafeína (café, té, gaseosas cola,  y también cacao), en su lugar se podrá reemplazar por infusiones más suaves o incluso, beneficiosas para estos casos, como la manzanilla o tilo.

Evitar asimismo los alimentos ácidos, el vinagre y limón, o las frutas como naranjas, mandarina, mango verde y piñas. En todo caso, habrá que ver cómo caen al estómago, ya que no hay que perder de vista que estas frutas contienen un alto nivel de vitamina C, necesaria para el organismo. Incorpora bananas, duraznos, fresas, peras y frutas menos ácidas.

Otro irritante del estómago es la sal: por ello, habrá que reducir su consumo lo más posible, y tener cuidado con los alimentos envasadas (patatas fritas y similares), ciertas salsas (barbacoa, inglesa, etc.), caldos y sopas deshidratadas, y condimentos varios (nada de chilis o pimientos irritantes tampoco),  quesos salados y embutidos. Por lo general, estos alimentos deberán evitarse ya que empeoran los cuadros de gastritis.

Por el contrario, opta por perejil, albahaca, tomillo y especias más suaves para dar gusto a tus comidas, por quesos bajos en sodio, sopas o caldos hechos en casa, y, de ser posible, por sustitutos de la sal.

Las bebidas alcohólicas también están contraindicadas, ya que el alcohol es un irritante de primer orden de las mucosas estomacales, al producir mayor ácido en el estómago (incluso se ha encontrado un mayor riesgo de cáncer gástrico en personas que consumen más alcohol). En su lugar, opta siempre por lo natural: agua, jugos naturales, infusiones frías.

Con respecto a la leche, habrá que ver si causa molestias, ya que hay personas que sienten que los síntomas se potencias, y otras que no. En todo caso, optar por variedades desnatadas.

En este último sentido, vale decir que si bien no se considera a los alimentos grasosos particularmente irritantes, siempre convendrá ser medido, ya que ralentizan la digestión y permanecen más tiempo en el estómago haciendo que se produzca más ácido. Ten medida con las mayonesas y natas, alimentos fritos, comida rápida, mantequilla o embutidos. Si puedes evitarlos, mucho mejor.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz