Futura mamá: cómo reducir el miedo al parto

Muchas mujeres que están por ser madres, tienen miedo al parto, si bien es casi natural sentir temor ante la incertidumbre de lo que sucederá y el pensar en el dolor que puede significar dar a luz, hay que saber controlarlo para que no pase a mayores y complique el alumbramiento.

Pues bien, compartamos en Vitadelia algunos consejos para tratar de evitar o, al menos, reducir, los miedos a la hora del alumbramiento, un acontecimiento tan único en la vida de una mujer.

Se aconseja, en principio, buscar asesoramiento y seguimiento profesional y, en lo posible, compartir experiencias, miedos y progresos con otras mujeres embarazadas, el sentirse acompañado y con sostén emocional puede ser de gran ayuda durante el embarazo.

En este mismo sentido, asistir a cursos de educación maternal debería ser casi un imprescindible: aquí se podrá conocer, paso a paso, cómo es el parto, cuáles son las señales que indican que el bebé está por venir, aprender a respirar y todo lo necesario para pasar por esta experiencia de la mejor manera posible. Además, fomenta la sociabilización y el compartir, como se señaló anteriormente.

Lo importante de estos cursos es, además, que no sólo se brinda información teórica y se conocer a otras futuras mamás, sino que también se aborda una preparación práctica, lo que permitirá disipar muchas dudas y, por ende, reducir el miedo al parto.

La matrona también suele ser la mejor compañera para una embarazada y así también después de dar a luz. La experiencia de una matrona y la contención que puede brindar, será de gran ayuda.

De igual modo, compartir los miedos con la pareja y/o futuro padre hará de la experiencia más leve, al tiempo que potenciará el vínculo entre ambas partes. El expresar en voz alta lo que sucede será de gran alivio y, en ciertos casos, de utilidad para darse cuenta de lo infundado de ciertos miedos.

El aprender técnicas de relajación y/o meditación, ayudará a la madre en éste y otros procesos. Una buena forma de reducir molestias y atenuar el nerviosismo es aprender a relajarse y a centrarse.

Finalmente, vale mencionar que el mayor miedo en las embarazadas es a que el bebé no nazca bien, con problemas o que, incluso, muera: según un estudio este temor está presente en casi el 70 por ciento de las madres consultadas. Un 56 por ciento, además, tiene miedo a que su bebé nazca con malformaciones.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz