El fumar: ¿cuántos años te resta?

fumar-cáncer

Hace años que no es novedad que el cigarrillo no solo es nocivo, sino incluso letal. No obstante, muchas personas prefieren pensar que es inofensivo o que no es tan grave como se dice. Lo cierto es que el cigarro está compuesto no solo por tabaco sino también por una gran cantidad de sustancias tóxicas que afectan a muchas células del cuerpo y que, a largo plazo, pueden provocar enfermedades como el cáncer.

Fumar reduce la expectativa de vida, y también la calidad de la misma. Incluso al día de hoy muchas muertes prematuras tienen relación directa o indirecta con este mal hábito que, sin embargo, es uno de los negocios más millonarios del mundo.

Para sumar datos, una reciente investigación concluyó que el fumar puede restar hasta 10 años de vida, afectar a muchos órganos del cuerpo y acelerar el proceso de envejecimiento.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año fallecen 6 millones de personas debido al cigarrillo, de los cuales 5 millones serían fumadores directos, y el otro millón, pasivos. El tabaquismo es un hábito que deteriora la salud, y desde varios aspectos y, en general, provoca más muertes en el mundo que otras enfermedades, como el Sida.

¿Qué hace el fumar en el cuerpo?

El fumar incrementa notablemente el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de accidentes cerebrovasculares, efisema o enfermedad pulmonar, entre otras, así como distintos tipos de cáncer, de pulmón, de estómago o de esófago.

En un estudio realizado por científicos estadounidenses, canadienses y británicos, se determinó que una persona puede perder hasta 10 años de vida por fumar. Este trabajo se realizó con el objetivo de determinar los peligros del consumo del tabaco y los beneficios de dejar de fumar, y sus resultados se publicaron en la revista New England Journal of Medicine.

Para realizar este estudio, los investigadores recabaron los datos de casi 217.000 personas adultas de los Estados Unidos, entre 1997 y 2004. Así, hallaron que la tasa de mortalidad de una persona fumadora es tres veces mayor que la de una persona que no fuma. La mayor parte de estas muertes ocurrieron por enfermedades relacionadas con el cigarrillo.

El estudio encontró que las personas que no fuman tienen el doble de probabilidades de vivir hasta los 80 años en comparación de las personas que fuman. Es decir, el tabaco no solo afecta a las personas en la vejez, sino también en una edad mediana.

No obstante, y la buena noticia fue que el estudio pudo determinar que las personas que dejan de fumar a tiempo pueden ganar hasta 10 años de vida. Aquellos que dejaron de fumar entre los 25 y los 34 años, entre los 35 y los 44 años, y entre los 45 y 54 años, ganaron, respectivamente, alrededor de diez, nueve y seis años de vida.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz