Frutas y verduras, según su color, nos otorgan beneficios especiales

La Madre Naturaleza nos ha provisto de una gran (y sabrosa) variedad de frutas: desde peras y manzanas, hasta las naranjas y kiwis, pasando por un extenso listado. Lo cierto es que todas y cada una de ellas nos proporcionan un interesante aporte de nutrientes, de vitaminas, minerales, fibra y fitoquímicos antioxidantes para nuestra correcta nutrición, y para una mejor salud y calidad de vida.

En las frutas, y también en las verduras, el color de cada una está dado por un pigmento en particular o combinación de pigmentos, que son a su vez compuestos bioactivos (antocianidinas, flavonoides y carotenoides) y que marcan la diferencia entre las distintas variedades de frutas, otorgándoles propiedades específicas, más allá de los nutrientes básicos.

Una reciente revisión realizada por investigadores holandeses ha concluido que el mayor consumo de frutas y verduras de carne blanca (por caso, manzanas y peras) se asocia a un menor riesgo de ACV o ictus.

En este trabajo, liderado por Linda Oude Griep, de la División de Nutrición Humana de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) se clasificó a las frutas y verduras según el color de su parte comestible, su pulpa, o podría decirse también, su carne. Esta pigmentación está vinculada directamente con su capacidad antioxidante.

Así, según esta clasificación podemos encontrar cuatro grupos de frutas y verduras:

*Verde: verduras pertenecientes a la familia de las coles (coles, coles de Bruselas, Brócoli), acelgas y espinacas, lechugas, judías verdes, pimiento verde y algunas frutas como el kiwi y el melón.

*Naranja – amarillo: todos los cítricos (pomelo, naranja, mandarina), melón tipo cantalupo, melocotón o damasco, albaricoque y hortalizas como la zanahoria y la calabaza.

*Rojo-morado: cerezas, uvas, fresas o frutillas, bayas (moras, arándanos) y verduras como la remolacha roja, col lombarda, pimiento rojo, tomate y sus derivados, es decir, jugo de tomate y salsa de tomate.

*Blanco: frutas como las manzanas y las peras (que resultaron ser las más consumidas, en un 55 por ciento de los casos respecto al resto de frutas), además del plátano o banana, y hortalizas y verduras como son el ajo, puerro, cebolla, las endibias, pepino, setas y coliflor.

Finalmente, vale destacar que en este trabajo, en el que participaron 20.069 holandeses sanos de entre 20 y 65 años, se detectó que las frutas y verduras de carne blanca son las más consumidas. El seguimiento se prolongó por diez años, y durante este período se determinó una asociación de forma inversa entre la ingesta de estas frutas y verduras con la incidencia de ictus total.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz