Frutas rojas para reducir el riesgo de infarto en las mujeres

Los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte en los países desarrollados, y también entre las mujeres. Los hábitos de vida que tengamos pueden ser determinantes a la hora de la prevención y, entre ellos, las pautas alimentarias.

Comer de forma inteligente durante toda la vida es esencial para una buena salud, y en las distintas etapas, en especial en la adultez cuando el riesgo de enfermedades es mayor.

Según un reciente estudio, las mujeres que consumen frutos rojos de manera frecuente tienen menor riesgo de sufrir eventos cardiovasculares y, en específico, hasta un 30 por ciento más de protección frente a los infartos.

Así se publicó en la revista especializada ‘Circulation‘, una de las más prestigiosas en cardiología. En concreto, los investigadores responsables del estudio, expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Estados Unidos), explicaron que el comer tres o más porciones de arándanos o fresas a la semana reduce el riesgo cardiovascular significativamente en las mujeres.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigación siguió de cerca a unas 93.600 mujeres con una edad comprendida entre los 25 y 42 años al inicio del estudio. Durante 18 años, se les consultó acerca de sus hábitos alimentarios, estilo de vida e historia clínica personal y familiar.

De este seguimiento, se pudo observar que aquellas mujeres que comían frutos rojos tres o más veces por semana tenían un riesgo de infarto 32 por ciento menor que las que sólo lo hacían de manera esporádica. Pero además, estas féminas llevaban en general un estilo de vida más saludable, no fumaban, hacían ejercicio físico y tenían una dieta más rica en vegetales y fibra.

De todos modos, los autores aclararon que esta protección sería independiente de los hábitos que llevaran, ya que el efecto protector de los frutos rojos radicaría en el alto nivel de antocianinas que poseen, un tipo de flavonoide que ya en estudios anteriores había demostrado mejorar la pared interior de las paredes y ayudar en el control de la presión arterial.

Aunque esta investigación en particular se centró en las fresas y arándanos

, las antocianinas se encuentran en todas las llamadas “frutas rojas”, tales como cerezas, moras, frambuesas, grosellas e, incluso, en naranjas y berenjenas.

Es que las antocianinas son los pigmentos de color que le dan su tono específico, y está presente en las células vegetales que proporcionan a las hojas, flores y frutos de algunas plantas, una coloración roja, pero también puede ser púrpura o azul.

Existe evidencia anterior que ha constatado las propiedades antioxidantes y antiradicales libres de estos pigmenso. Además de proteger las arterias, las antocianinas también tienen efectos beneficiosos en el control metabólico de la glucosa y los lípidos.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz