El frío y el cabello

El frío y el cabello 1

Ya en invierno, y la piel y el cabello sufren también: el frío tiene un efecto vasoconstrictor sobre el cuero cabelludo que provoca mayor sequedad en las glándulas sebáceas, por lo que suele aparecer caspa, picor o incluso empeoran enfermedades como la psoriasis.

Como bien explicó el especialista Víctor Salagaray, “el viento, la lluvia o la nieve dan lugar a la deshidratación del cabello“, lo que junto al calor y sequedad de los ambientes calefaccionados, provocan sequedad y malestar en el cuero cabelludo y en el cabello.

Hay quienes recurren al uso de gorros de lana o similares, lo que dependerá de cada caso: suele dificultar la ventilación natural y, en consecuencia, suele quedar más graso (además de que será difícil mantener un peinado).

Una buena medida a tomar al inicio de la estación fría será recortarse las puntas del cabello (en el caso de quienes lo lleven largo), para eliminar la parte más castigada durante el verano y tener una mejor salud capilar en general.

Los expertos sugieren practicarse un suave masaje en el cuero cabelludo cada noche antes de ir a la cama, para mejorar la circulación sanguínea en la zona, y prevenir así la caída del cabello, con el plus de que relaja “para conciliar mejor el sueño“.

Para evitar que el cabello se reseque demasiado y se resquebraje, es aconsejable colocar en el interior de la casa o de los ambientes de trabajo un humidificador (otra alternativa casera es colocar una taza de agua sobre cada radiador). Evitar o minimizar el uso de planchitas y secadores, ya que el calor artificial aplicado de manera directa, o casi directa, empeorará la situación del pelo.

Uso de champús hidratantes

Importante será mantener una limpieza adecuada, para que el cabello está más fuerte y saludable. No obstante, habrá que prestar atención a qué producto se utiliza: deberá ajustarse al tipo de pelo y respetar el PH.

En general, se recomienda utilizar champús hidratantes con queratina, aloe vera, glicerol o pantenol, ingredientes que retienen la humedad dentro del pelo. Y, de ser necesario, otra buena medida es reforzar este producto con mascarillas. En cuanto a los acondicionadores, los expertos explicaron que son productos que ayudan a nutrir el pelo y facilitan que se desenrede. Aconsejan optar pro aquellos que contengan agentes siliconados —que recubren las fibras y mantienen el cabello protegido—, así como componentes que penetran en la estructura capilar, reforzándolo y evitando que se quiebre.

Finalmente, y una recomendación especial para las mujeres, es evitar o usar lo menos posibles los tintes para el pelo, ya que suelen contener “productos químicos que dañan la raíz del cabello“.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz