Formas sencillas de hacer deliciosos helados en casa

Cuando el calor aprieta, a todo el mundo le apetece disfrutar de un refrescante helado. Y es que este alimento, además de estar delicioso, también aporta grandes nutrientes si está elaborado a base de ingredientes frescos y naturales.

Por ese motivo, preparar helados en casa y prescindir de los industriales se convierte en una alternativa de lo más saludable. En la actualidad, el usuario puede encontrar en Internet empresas como Nemox, las cuales cuentan con una gran variedad de modelos de heladeras, adaptándose de ese modo a las necesidades de cada individuo.

Además, al elaborar los helados en casa se controlan mejor los ingredientes que se agregan a la mezcla, lo cual es idóneo para minimizar el consumo de azúcar y de otros aditivos utilizados en los helados industriales.

Formas sencillas de hacer deliciosos helados en casa 1

Tips a tener en cuenta para hacer un buen helado

Para conseguir un buen helado casero la textura debe ser muy cremosa. Además, la mezcla no debe cristalizarse, ya que de lo contrario se estropearía el sabor. Por lo tanto, durante la elaboración del mismo se tienen manejar cuatro elementos: los anticongelantes naturales, la grasa para la base del helado, los ingredientes que absorben el agua y el aire en la masa.

El azúcar y la miel son anticongelantes naturales, pero su proporción en la receta nunca debe ser mayor del dieciocho por ciento. El alcohol también evita la cristalización del helado, aunque la cantidad utilizada no debe superar el veinte por ciento.

La grasa de la base del helado aporta cremosidad y también impide la cristalización. La leche en polvo puede absorber una gran cantidad de agua, por lo que es buena idea utilizar un poco. En el caso de que el helado se elabore con heladera, el mecanismo de batido hará que se incorpore aire en la masa.

Heladeras: una excelente ayuda para elaborar helados más cremosos

Gracias a las modernas máquinas que se pueden conseguir actualmente en el mercado, como las que distribuye la empresa Nemox, el helado se bate al mismo tiempo que se manteca. De ese modo la masa se llena de aire, evitando su cristalización. El resultado es un helado mucho más cremoso.

Existen dos tipos de heladeras: la heladera sin compresor y la heladera con compresor. La que no lleva compresor es muy económica, pero habrá que congelar previamente el bol que incorpora antes de preparar el helado. La heladera con compresor, a pesar de ser un poco más cara que la anterior, tiene la gran ventaja de que la máquina siempre estará fría, pudiendo realizar un helado tras otro sin la necesidad esperar.

Ten en cuenta estos pequeños trucos

Si hace demasiado calor, es preciso meter el bol en un recipiente lleno de hielo durante la mantecación. Transcurridos veinte minutos, y solo en el caso de que la textura no sea cremosa, se debe meter de nuevo el bol con la mezcla en el congelador durante treinta minutos y posteriormente repetir el proceso.

Las nueces, los trocitos de chocolate, las galletas crujientes o los trozos de fruta tienen que incorporarse a la mezcla durante el último minuto. De esta forma se consigue que se distribuyan uniformemente.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz