Formas más conocidas de preparar el arroz

paella

El otro día hablábamos en Vitadelia sobre los tipos de arroz, compartamos en esta ocasión algunas de las preparaciones más frecuentes en las que se incluye a este grano que alimenta a gran parte de la población mundial.

Arroz hervido

La forma más tradicional, el arroz hervido, con agua y una pizca de sal, sin que se pase, es la manera más sencilla de cocinar el arroz. Puede consumirse así con aceite o mantequilla, como guarnición, o formar parte de ensaladas. Eso sí, procura seguir las indicaciones que figuran en el paquete y respetar el tiempo de cocción, para que no se pase.

Arroz pilaw o pilaf

Es otra elaboración fácil, que es típica en los platos orientales o asiáticos. El primer paso consiste en rehogar los granos de arroz en una cazuela con aceite bien caliente, y una base de ajo y cebolla. De este modo se sella el arroz y el almidón queda dentro del grano. El siguiente paso es añadir el doble de volumen de caldo caliente y cocinar unos 20 minutos, a fuego suave y continuo.

El arroz más empleado para este tipo de preparación es el basmati, aunque también se utiliza -sobre todo, en Occidente- el redondo o bomba. Resulta un arroz más seco y suelto, ideal para consumirlo como guarnición con pescados.

Risotto

Se trata de un arroz muy cremoso. Se hace colocando en una cazuela con aceite y un poco de mantequilla los granos de arroz, a rehogar, para luego incorporar de a poco el caldo. Será importante remover de manera continua para que el arroz suelte el almidón y quede cremoso. Durante el rehogado se incorporarán los demás ingredientes del risotto, cebolla, setas, vegetales o trozos de tofu o pollo, lo con lo que se lo quiera preparar.

Demandará entre 18 y 20 minutos de cocción, tras lo cual se le puede añadir queso rallado, nata o queso cremoso.

Paella

En este caso, también se debe rehogar el arroz en sofrito de verduras, marisco, o pescado, y una vez estén los granos sellados se añade el doble de volumen de caldo que de arroz. Vale recordar que una buena paella tiene su clave en el caldo, ya que es lo que le dará su mayor sabor.

La cocción del arroz debe ser suave y continuada hasta que absorba todo el caldo, luego se deja en reposo durante 5 minutos y tapado con un trapo de cocina. Este detalle es fundamental, ya que el trapo permite que la paella transpire y que el arroz se mantenga seco suelto, de lo contrario, se tornaría húmedo y se reblandecería. A las paellas siempre se les añade un poco de azafrán para dar color y un sutil toque aromático.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz