Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Posiciones de yoga para estirar el cuerpo, que puedes incluso hacer en tu cama

Posiciones de yoga para estirar el cuerpo, que puedes incluso hacer en tu cama

El yoga puede ayudarnos, y mucho, a aliviar estrés, a re-centrarnos y a distender y relajar nuestro cuerpo y músculos. Veamos de la mano de Fitsugar algunas poses (asanas) sencillas de hacer y que no requieren siquiera de mat, ya que podremos hacerlas directamente en nuestra cama, y nos harán sentir mucho mejor después.

Foto de Posiciones de yoga para estirar el cuerpo, que puedes incluso hacer en tu cama

*Bebé feliz. Se trata de una posición perfecta, que no requiere de gran esfuerzo, para estirar toda la zona de nuestras caderas y espalda baja.Recuéstate sobre tu espalda, trae tus piernas hacia arriba (flexionando las rodillas) y toma con tus manos de las plantas de tus pies. Permanece así, de forma calma y sin tensión, respirando profundamente por unas cinco veces.

 *También de espaldas, en posición estirada, levanta tu pierna derecha lo más que puedas, al mismo tiempo, eleva levemente el torso y sujeta (también con la mando derecha) el dedo gordo de tu pie, sin flexionar la rodilla. Si no llegas al dedo gordo, toma de donde llegues (pie, talón o pantorrilla).La otra pierna deberá quedar también estirada, y apoyada, con la mano izquierda sobre ella. Mantén la posición por unas cinco respiraciones. Libera y relaja. Repite la pose, pero con la pierna y brazo izquierdo. Foto de Posiciones de yoga para estirar el cuerpo, que puedes incluso hacer en tu cama
 Foto de Posiciones de yoga para estirar el cuerpo, que puedes incluso hacer en tu cama*Cobra. Esta asana es genial para estirar bien toda la zona alta, la espalda, pecho y abdominales. Recuéstate boca abajo con los brazos extendidos hacia delante. Luego, manteniendo las piernas y la pelvis apoyados, lentamente ve  elevando tu tronco y llevando tus manos hacia la zona de las caderas (como en la foto).Mantente así, pero relaja los hombros y el cuello. Si puedes también, lleva tu cabeza lo más atrás que puedas (para estirar bien la espalda) y procura estirar lo más que puedas el pecho. Permanece así también por unas cinco profundas respiraciones, y luego ve regresando a la posición original sin tensionar.

Anímate y déjanos tu comentario