Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Más asanas para mantenerse flexible y saludable

Más asanas para mantenerse flexible y saludable

Hace unos días compartimos en Vitadelia algunas asanas o posiciones del yoga para estirar bien el cuerpo, elongar los músculos y sentirse mejor, posturas que incluso pueden hacerse en la propia cama (aunque siempre será mejor opción sobre una mat en el suelo). Bien, veamos algunas más que nos ayudarán a estar más flexibles y sanos.

*La paloma. Esta pose es de gran ayuda para abrir bien la zona de las caderas y entre las piernas. Lleva tu rodilla derecha, flexionada, hacia delante, y deja estirada la pierna izquierda atrás (como en la imagen). Coloca tus manos sobre las caderas y arquea levemente tu espalda llevando la cabeza hacia atrás. Mantén la asana por unas cinco respiraciones profundas, y luego repite pero invirtiendo las piernas.

 

*El arco, es otra postura ideal que aumenta la flexibilidad de la espala, y permite estirar muy bien toda la zona de los hombros y pecho. Primero, posiciónate boca abajo, dobla ambas piernas, alcánzalas con tus manos por detrás, y sujeta por los tobillos. Utiliza los músculos altos de las piernas para posicionarte bien y elevar un poco tu torso. También quédate en la pose por unas cinco inhalaciones y exhalaciones, luego relaja el cuerpo.  
  *Otra postura que puede ayudar, y mucho es en posición sentada, hacer un buen estiramiento hacia delante: siéntate con ambas piernas hacia delante, y presionando suavemente la base de las rodillas sobre el colchón, lleva el tronco hacia tus piernas, con la espalda siempre recta, y coloca ambas manos sobre el colchón o piso, una a cada lado. Inclina tu torso lo suficiente hasta que sientas el estiramiento en la parte trasera de tus piernas. Luego de cinco respiraciones, retorna suavemente a la posición original.

Así que ya sabes, no más excusas para elongar nuestro cuerpo, fortalecer las articulaciones y mejorar nuestra postura corporal.

Vía Fitsugar

Anímate y déjanos tu comentario